lunes, 27 de julio de 2009

ULTIMO PROGRAMA ROCK STAR DE LA TEMPORADA 2008-2009


Ya está en www.mariskalrock.com los nuevo programas Rock Star de esta semana. Por un lado, tenemos en nuestra hora dedicada a la actualidad internacional lo nuevo de SLAYER, MEGADETH, comentamos el concierto de 25 Aniversario del Rock´n´Roll Hall Of Fame en Nueva York con METALLICA, estrenamos los nuevos álbumes de DANGER DANGER, LYNCH MOB y HOUSE OF LORDS, y como cierre de la temporada, emitimos una entrevista con JOEY TEMPEST de EUROPE presentando su nuevo disco de estudio.

En la hora dedicada a clásicos de la historia del rock en vivo, esta semana escuchamos ‘A Real Live One’ y ‘A Real Dead One’ de Iron Maiden y un amplio fragmento de ‘Live Shit: Bing & Purge de Metallica.

Durante el mes de agosto, Rock Star cambia ligeramente... dado que realmente salvo los festivales el mundo de la música se paraliza casi por completo, haremos programas genéricos, de clásicos, monográficos, para volver al formato de programas de actualidad nacional e internacional ya a mediados de septiembre.

A todos los que os vayáis de vacaciones, que lo paséis muy bien y que carguéis bien las baterías.

jueves, 23 de julio de 2009

¡TODOS CON RADIO PICA!

Radio Pica, emisora de radio de Barcelona rebelde, sincera y comprometida con lo que siempre ha significado el espíritu de la radio libre, la radio no sometida a presiones políticas, económicas ni comerciales, se halla en un momento crítico: Necesita con urgencia alquilar sus espacios para poder sobrevivir como tal emisora.
Al vivir en Madrid, y a pesar de que paso mucho tiempo en Barcelona, solo de vez en cuando he podido sintonizarla, pero aún en esas contadas ocasiones, para cualquiera que como yo, ame la radio, ame ese medio, conozca las inmensas posibilidades que ofrece, siempre me ha parecido una emisora que marcaba diferencias con las demás, que palpitaba al ritmo de la calle, que se nutría de la calle y de lo que la calle vivía, cuando la calle era el territorio de la protesta, de la barricada, de la verdad no oficial.
Desde un pequeño blog en medio de los cientos de millones que existen en Internet, no sé que eco puede encontrar este llamamiento... pero desde aquí quiero unirme a todos mis colegas de Barcelona, tanto a los oyentes como a los responsables directos de Radio Pica, para hacer lo que se pueda para que ese reducto de música libre, información libre y opinión libre no desaparezca del dial.
Mi amiga Magda Bonet, periodista barcelonesa profesional del rock´n´roll y de la buena música, esta muy implicada en la lucha por salvar Radio Pica. Aquí, con su permiso, os reproduzco la última entrada que hizo en su blog, en la confianza de que cuantos más seamos los que expandamos la onda, cuanto más altavoces encontremos, antes podamos encontrar una solución que haga que Radio Pica no muera.
Para los interesados en contactar con Magda, y a través de ella con Radio Pica, su blog está alojado en http://magdabonet.blogspot.com/

Magda Bonet:

RADIO PICA NO PUEDE CERRAR
Lo que este blog tiene de noticiero fresco, NADA, lo estrena hoy. Voy a dar una noticia y la voy a dar escrita en castellano para que cruce fronteras, suba montañas y surque los cielos.
Radio PICA está en peligro. Treinta años después de emitir por primera vez y convertirse en la radio libre más antigua de Europa, Radio Pica deberá plantearse cerrar, PERO...
Hasta hace unos meses, PICA (el hombre PICA comienza donde acaba la Radio y viceversa) alquilaba unas horas de su frecuencia a Radio Glady´s Palmera y a la empresa Scanner ( a Bruno S....ovick le cayó un Ondas bien merecido, cuyo programa se dió a conocer por los micros cuero quemado desde los ochenta y hasta hoy)
El PERO anterior habla de que se trata de encontrar a alguien; persona, entidad, empresa, consorcio de palomas mensajeras o hipo narciso, que quiera alquilar el mismo espacio que alquilaban los anteriores inquilinos.
No es tanto porque no es mucho dinero, pero es mucho para un tío que se ha pasado la vida creando espacios donde la gente ha podido decir todo lo que le apetecía. Sin cortapisas. Con auténtica libertad. Sería mucho para un hombre PICA piedra, que nunca ha parado y siempre ha pasado desapercibido, volver a conseguir unos inquilinos, para seguir dándole.
Conozco hasta cinco ejecutivos jóvenes, más jóvenes que yo, que dicen: "Cuando era joven no paraba de escuchar Radio Pica" Dicen esto y cuentan los badges que perdieron al casarse, pero no dicen nada más. Hablan de juventud en pasado. De hecho, sobran las palabras.
Hay que ponerse a buscar bajo las piedras, dentro de los despachos y en las galletas de la fortuna, a quién quiera alquilar una de las mejores frecuencias del dial barcelonés, que también cubre el Maresme y el Besós. Los dos ríos y adyacentes enteros.
Se podría seguir emitiendo solo en Internet, pero una frecuencia es una frecuencia y PICA no la encontró en la calle. Se la hizo suya a base de constancia en el trabajo, de testadurez, empecinamiento y pasión.
Hacía días que me rondaba por la cabeza, lanzar un guante de seducción parabreril al aire y desde este blog, para hallar un mecenas solo para mí, PERO...
PICA lo necesita ya. No un mecenas, un inquilino radiofónico. Debe de haber gente que quiere decir sus cosas para que se oigan en los coches, en las duchas y al hacer chup-chup en la cocina. Además de los obispos, debe de haber más gente.
Y para acabar, un poco de dogmatismo: Si Radio Pica tiene que cerrar, a Barcelona, la Barcelona libre, debería caérsele la cara de verguenza. Ahí queda dicho.
Y si alguien quiere hablar con el hombre a la sombra de un micro, que se ponga en contacto conmigo. Gracias.


miércoles, 22 de julio de 2009

PROGRAMA DE RADIO ROCK STAR: SEMANA 20-26 DE JULIO

Esta semana podeis escuchar en nuestro/vuestro programa Rock Star en www.mariskalrock.com en la hora de actualidad internacional los nuevos discos de UFO, RIVERSIDE, THE 69 EYES, NASTY IDOLS, el recopilatorio HIGH & MIGHTY - VOICES OF ROCK, noticias sobre SLASH, ANHTRAX, OVER THE RAINBOW y STEVE VAI, y peticiones de grupos como ICON

En la hora de rock nacional, SARATOGA, SHINOVA, CENTINELA, noticias sobre el nuevo disco de OBUS y entrevista con los madrileños LEYENDA.

Finalmente, en la hora de clásicos en directo, esta semama disfrutamos del ‘Decade Of Agression” de SLAYER, ‘Live & Loud’ de OZZY OSBOURNE y el ‘Japan live 94’ de SAVATAGE.

Confiando en que os gusten, recordad que siempre cualquier comentario, sugerencia o petición es bienvenida en mi correo electrónico muniesa.rockstar@gmail.com.
... Que el verano os sea leve.

lunes, 20 de julio de 2009

VIDA SALVAJE EN EL ROCK´N´ROLL (4): VOLANDO COMO UN ZEPPELIN

La banda - o una de las bandas- que más leyenda ha acumulado acerca de sus pasadas con el alcohol, las drogas y el sexo durante sus largas estancias en la carretera durante los años 70, sin duda fueron Led Zeppelin. Richard Cole fue road-manager de Led Zeppelin durante gran parte de su carrera, y explicaba así a la revista Revolver Worldwide en 2001 sus vivencias con los Zep en gira.
"Hasta 1969, Jimmy fumaba algo de hachís y marihuana, John Paul Jones igual, y les gustaba beber cerveza y de vez en cuando ginebra, sobre todo a John, pero a partir del éxito de 'Led Zeppelin II' y las interminables giras que se sucedieron desde entonces, ya en el 70 el backstage del grupo era algo espectacular. Jones y Robert Plant eran más tranquilos, Robert sobre todo, porque quería cuidar mucho su voz, pero Jimmy Page y Bonzo Bonham eran pura dinamita. Jimmy era un auténtico loco del sexo, buscaba como fuera chicas, y hubo noches en que yo le vi llegar a llevarse a la cama a cinco chicas diferentes. Le gustaban muy jovencitas, aunque siempre se cercioraba de que ninguna de las chicas que estaba con él fuera menor de edad. Y bebía mucho Jack Daniels ¡era su combustible! Si llegábamos al avión o al camerino y no estaba su botella de Jack Daniels, ¡ya podías prepararte a tener una buena bronca con él! Bonzo en cambio era más de ginebra y cerveza. Un par de gin-tonics para entonarse antes de salir a tocar y después, galones y galones de cerveza. No era de beber whisky, le iban más las bebidas blancas, como el vodka o la ginebra. La cocaína solo llegó a ser el desayuno habitual a partir de 1973, en la gira americana."
Según afirma, la histórica anécdota de la cría de tiburón en la vagina pertenece a uno de los muchos mitos exagerados hasta lo grotesco de la vida en la carretera. Durante su segunda gira americana, el road-manager de Led Zeppelin, Richard Cole, invitó a algunas chicas a subir a la habitación de John Bonham en el hotel de Seattle donde se alojaron tras terminar un concierto. La habitación daba a un acantilado desde el cual habían pescado algunos peces, entre ellos pargos y crías de tiburón, y en el culmen de la fiesta, a John Bonham se le ocurrió atar a la cama a una de las chicas y coger una de las crías y acariciarle el clítoris con ella. La chica, que se reía escandalosamente y parece que chillaba como una posesa, hizo que Robert Plant y John Paul Jones, con sus respectivas mujeres, se fueran a presenciar el espectáculo a la habitación con Carmine Appice y Mark Stein de Vanilla Fudge, que teloneaban a Led Zeppelin en esa gira.
Esta inocente anécdota con el tiempo llegó a convertirse en una leyenda urbana según la cual los Zep practicaban horrendos números de sadosmasoquismo con sus groupies, introduciéndoles tiburones vivos en su vagina. Tal historieta inspiró incluso una canción a Frank Zappa, "The Mud Stark", que se incluyó en su disco Mothers/Fillmore June 1971. Las historias que las chicas del GTO -Girls Together Outrageously- grupo de chicas de Los Angeles apadrinado precisamente por Zappa y que con el tiempo fueron las groupies más conocidas de Led Zeppelin, aumentaron más aún si cabe la leyenda de las escatológicas fiestas del grupo en gira.
En los años 70, el impacto de toda la revolución que supuso la liberación sexual promovida por el movimiento hippie y la contracultura, la popularización a gran escala de la píldora y otros anticonceptivos y el clima de libertad y progreso heredado de los 60 hicieron de esta década, como bien afirmó el escritor Tom Wolffe, Los Años del Desmadre. Rod Stewart fue otro de los que siempre estaban en el hit-parade de las fiestas interminables llenas de rubias explosivas ligeras de ropa, y en el otro extremo, Elton John y Freddie Mercury encontraban a manos llenas chicos deseosos de hacerles disfrutar su homosexualidad.
Pero llegaron los 80. Y como bien decía Hunter S.Thompson, "En los 80 las cosas habían empezado bien, y en América, a pesar de Reagan aún te podías divertir. Habíamos salido de la crisis económica de los 70, la gasolina ya no te costaba la mitad del sueldo, AC/DC y Van Halen hacían giras cojonudas, los Stones aterrizaron en América en el 81 con Keith absuelto de todos sus cargos y las chicas en California seguían siendo preciosas. Hasta que apareció el SIDA. Y ahí se jodió todo. Reagan volvió a ganar las elecciones, el sexo volvió a ser un tabú y la jodida "nueva mayoría moral" se apoderó de la televisión, de los periódicos, hasta del Hustler. Apareció el PMRC, empezaron a censurar videos y discos… vale, y aparecieron Metallica, pero nunca me parecieron esa clase de grupo que se lo saben pasar bien de verdad."
Nunca supe si Hunter S.Thompson opinaba si Guns N'Roses o Mötley Crue sabían pasárselo bien o no... en el próximo blog os cuento alguna historia de los yanquis a ver que opináis vosotros.

domingo, 19 de julio de 2009

SAM SHEPARD: PLUMA DE CUERVO, ALIENTO DE ROCK'N'ROLL, CORAZON STONE...

"ROCK'N'ROLL, ROCK'N'ROLL, ROCK'N'ROLL, el rock´n´roll es la violencia manifiesta sin hacerle daño a nadie como no sea alguna patada en la boca o un buen puñetazo. El rock´n´roll es más revolucionario que la revolución. Que le den por culo a la música boba, yo quiero rock como "Hey Joe" de Hendrix y "Summertime Blues" como hacían los Who y "School Days" y Chuck Berry y Little Richard y Otis y Booker T & The Memphis Group. Mierda, ¡Vamos a romperlo todo esta noche! "

Fuerte ¿eh? ni el Johnny Rotten más iracundo habría escrito en un éxtasis de agresividad punk, y mucho menos en forma de poema eléctrico una proclama rockera y subversiva como la uno de mis poetas malditos favoritos, mi amado/envidiado Sam Shepard, autor del que para mí es el libro de poesía rock más descarnado, sincero, desgarrado y humano que he leído nunca: Luna Halcón.
Batería en los años 60 del grupo The Holy Modal Rounders -si tienes la BSO de la película Easy Rider puedes escucharle- fumador de toda clase de sustancias ilegales, bebedor empedernido de bourbon, autor de teatro, guionista de cine, poeta underground, cronista de la vida en la carretera -con los Rolling Stones en el 69, con Bon Dylan en la Rolling Thunder Revue en el 75- y marido de uno de mis supremos iconos masturbatorios de mi adolescencia a finales de los 70, Jessica Lange. (¿tu tampoco le amarías/odiarías con semejante currículum?)
Pero por encima de todo ello, y quiero insistir en ello porque Luna Halcon, esa maravillosa colección de poesia rock, prosa experimental y monólogos es un libro que me parece tan fabuloso para cualquiera que entienda, perciba o simplemente intuya ese movedizo terreno existente entre la poesía y el rock, entre la poesía y el blues, que no quiero dejar de recomendarlo.
Estrofas, versos, párrafos... una mezcla de sensaciones que convierte la noche en el paraíso oscuro de los sueños solo hechos realidad con el último trago de whisky.
El mismo feeling que hace del rock ese pulmón que nos permite respirar y que nos llena la sangre de grados fahrenheit suficientes como para que la temperatura del corazón nos permita sentir algo parecido al amor tras hastíos de desengaños, últimas miradas antes de cerrar la puerta y llamadas a un contestador automático en el que nunca dejamos ningún mensaje.
Todo eso es lo que me produce una y otra vez la lectura de Luna Halcón. La evocación de esa América en la que nació el blues y el rock, el cruce de caminos donde Robert Johnson vendió su alma al diablo, las carreteras en las que los Stones compusieron "Brown Sugar" y "Honky Tonk Woman".
Una poeta en el que por supuesto, hay rasgos muy reconocibles de Kerouac, de Ginsberg y de Ferlinghetti... pero también hay el golpe seco de guitarra de Pete Townshend y Keith Richards, el olor a sexo, a alcohol, a madrugada, a gasolina y a marihuana. Y unas historias -hay que decirlo: genialmente traducidas por Enrique Murillo en la edición publicada en España por Anagrama- que te transportan directamente a la Ruta 66, visual y emocionalmente.
Podría hablarte de Paris-Texas, de Locos de Amor -su obra de teatro llevada al cine por Robert Altman, o incluso de su fabulosa película Llamando a las Puertas del Cielo, en la que compartía protagonismo con su mujer Jessica Lange en 2005 y que es una de esas obras maestras de la historia del cine condenadas a un incomprensible ostracismo, que quizá con suerte puedas ver un domingo a las cuatro de la madrugada en la 2 de TVE... y quizá lo haga en otra entrada de este blog. Pero ahora, hazme caso, si puedes busca Luna Halcón y disfrútalo.
Te prevengo de que no es un libro fácil. Tiene un lenguaje y un ritmo peculiar, como el que a nivel narrativa le imprimió Camilo José Cela a a Cristo Versus Arizona, pero si dejas que poco a poco te atrape... muchas madrugadas de soledad, de viajes de noche, y muchas horas llenas de signos de interrogación, se transformaran en otra cosa.
Y si me permites un último consejo -que me agradecerás- leelo bebiendo Jack Daniels y escuchando Exile On Main Street o en su defecto Sticky Fingers de los Rolling Stones. Te atrapará aún más.
Quien iba a decir que el tiempo estaba de nuestro lado...

viernes, 17 de julio de 2009

VIDA SALVAJE EN EL ROCK´N´ROLL (3): AEROSMITH

En 1976, cuando Aerosmith hicieron su primer gran tour por Estados Unidos como cabezas de cartel de su propio tour en grandes recintos, más de un periodista tuvo ocasión de ver en persona lo que significaba lo de "sexo, drogas y rock&roll" para la banda de Boston. "Bueno... ¿qué puedo decir? éramos jóvenes, teníamos éxito, cada noche podíamos estar con chicas guapísimas, nos invitaban a las mejores drogas y nuestras tarjetas de crédito nunca tenían límite. La verdad es que se nos fue mucho la olla hacia el 76, pensábamos que aquello no se acabaría nunca" me reconoció Steven Tyler en 1993 cuando le entrevisté en Madrid para la revista Heavy Rock.
Dave Hickey, de Creem, relató como en la habitación de un hotel de Seattle, Steven Tyler recibió la visita de Randy Bachman, de la Bachman Turner Overdrive, que también estaban de gira por allí. Steve se metió tres gruesas rayas de cocaína en unas dos horas, además de beberse una botella de vino. En un momento, empezaron a reírse de sus bromas y Tyler estaba tan fuera de sí, que en medio de un ataque de carcajadas nerviosas, decidió abrir el cajón de la mesa de su habitación, sacó dos fajos de billetes de 50 dólares… ¡y los tiró por la ventana como si fueran cubos de confetti! Parece ser que a Randy Bachman se le quitó la borrachera de inmediato y se abalanzó contra el para que no siguiera tirando el dinero, e intentando recoger algunos billetes. Entre Tyler y Dick Hykey, tuvieron que sujetarle por que en su empeño de recuperar el dinero, dado que estuvo a punto de caerse por la ventana.
Unas semanas más tarde, en Filadelfia, el periodista Robert Christgau fue invitado a hacer una entrevista al grupo tras acabar el concierto en los camerinos. El recuerdo de esa visita, que colgó hace unos años en su blog personal en Internet no puede resultar más expresivo.
"El responsable de seguridad me hizo esperar unos quince minutos, después entré y lo que ví allí fue como entrar en el festín más desenfrenado del último emperador de Babilonia: mujeres desnudas por todas partes, una de ellas haciendo sexo oral con el batería Joey Kramer, un técnico de guitarras de Joe Perry preparándose una dosis de heroína, botellas de champagne y cajas de Kentucky Fried Chicken por el suelo, cajas de preservativos, el "Brown Sugar" de los Stones a todo volumen y al final en una enorme cama redonda llena de chillonas sabanas granate, Steven Tyler con dos chicas que parecían modelos profesionales. Me debió ver bastante perplejo, y me dijo sin cortarse ni un pelo: ¡Vamos tío, elige una chica y pásalo bien! ¡A la mierda la entrevista, tu únete a la fiesta y después escribe lo que se te ocurra! ¿OK? Lo pasé muy bien, pero por desgracia aquel técnico de guitarras de Joe Perry supe que murió de sobredósis un año más tarde. "
En el backstage del Hammersmith Odeon de Londres, al acabar el concierto Steven Tyler tuvo una discusión muy fuerte con su amante de entonces, y según cuenta el escritor Martin Huxley, Tyler empezó a beber Whisky hasta que, completamente borracho, en un ataque de ira destrozó literalmente todo el camerino, llegando incluso a arrancar la puerta del baño. Cuando la policía estaba a punto de entrar para llevárselo detenido, su manager consiguió in extremis convencerles de que él pagara todos los desperfectos, y que una vez sobrio se calmaría. Tyler, después de que fuera reducido por su propio personal de seguridad y tras meterle la cabeza bajo la ducha durante media hora, pidió disculpas al personal del Hammersmith Odeon y recogió los trozos de bandejas de comida rotas, los trozos de cristal del espejo y demás restos de su iracundo ataque de destrucción.
A comienzos de los 80, esta espiral de desenfreno terminó, como en otros casos, en algo no tan divertido. El exceso de alcohol y de drogas hizo que los shows de Aerosmith en vivo perdieran muchísima garra -su patética actuación en el Texas Jam Festival de 1978 así lo atestigua- se quebró la unidad interna dentro del grupo, Joe Perry terminó por marcharse y el propio Tyler acabó prácticamente en la ruina después de la edición de aquel decepcionante Rock In A Hard Place de 1982. Aunque afortunadamente, David Geffen les ofreció un sensacional contrato en 1984 y hoy por hoy, ahí les tenemos, más blandos que antes, eso es verdad, pero todavía vivos y dando guerra.

domingo, 12 de julio de 2009

PROGRAMA DE RADIO ROCK STAR: SEMANA DEL 13 DE JULIO


Hola a todos:

Esta semana en mis programas de ROCK STAR podéis escuchar lo siguiente:

En la hora dedicada al rock internacional, estrenamos lo nuevo de MEGADETH, y escuchamos novedades, nuevos lanzamientos y noticias relacionadas con METALLICA, 3 INCHES OF BLOOD, PRIMAL FEAR, GRAVE DIGGER, EDGUY, LIVING COLOUR, SOUNDGARDEN y PEARL JAM, parta seguir en el final con REECE, TONY MARTIN y MAGNUM.

En la hora de rock estatal tenemos música de KLEPSIDRA, entrevista con REGRESION, y nuevos discos de LEYENDA, ATLAS, AMALGAMA, MEDINA AZAHARA y ÑU.

Y finalmente, en la hora de clásicos en vivo, TESLA con ‘Five Man Acoustical Jam’, THE ROLLING STONES con ‘Flashpoint’ y AC/DC con ‘Live!’

Espero que os guste, como siempre os recuerdo que cualquier comentario o sugerencia sobre el programa podeis hacerla en mi correo electrónico muniesa.rockstar@gmail.com. Mis programas se emiten habitualmente sobre las 20.00 de la tarde, pero para cualquuier duda o posible cambio, podeis consultar en www.mariskalrock.com

Gracias por vuestra atención, un fuerte abrazo

VIDA SALVAJE EN EL ROCK´N´ROLL (2): LOS NEW YORK DOLLS

A comienzos de los 70, era una de las imágenes clásicas de aquella década: los aviones privados, las piernas de una chica saliendo por las ventanillas de una limuousina y el comunicado oficial de la dirección de algún hotel prohibiendo a Kiss, Led Zeppelin, los Rolling Stones o a Eric Clapton alojarse en cualquier establecimiento de su cadena. Pero no solo entre las grandes fortunas del rock se vivía el exceso como parte de su propia película vital. Nitebob, una auténtica leyenda entre los roadies americanos que trabajó con todas las grandes estrellas del rock en gira por América, recuerda sus heroicos tours con los New York Dolls.
"Lo más salvaje que he conocido. En todos los aspectos. David Johansen tomaba cocaína en unas cantidades increíbles y Johnny Thunders, ya sabéis, se pinchaba, aunque en el 73 aún no estaba muy enganchado, se metía de vez en cuando, lo que más hacia era meterse speedballs. Las tías estaban locas por ellos, y cuando tocábamos en el Max´s Kansas City, las orgías que se montaban en los camerinos eran como para haberlas filmado. Y al terminar, se iban al local de ensayo y allí seguía la fiesta hasta la noche siguiente, que llegaban, probaban sonido, y al terminar, vuelta a empezar. Había ya un grupo de chicas habituales, a la que ya les habíamos puesto sus apodos: Margie la cebra, Karen la pantera, Joannie la Dama Negra -no era negra, era rubia, pero vestía siempre de cuero negro de pies a cabeza- Patty la irlandesa… muchas eran además de sus amantes, sus camellos. Todos los que les conocíamos, coincidíamos en que ninguno de ellos seguiría vivo o en libertad si seguían ese ritmo de vida."
Formados por David Johansen como cantante, Johnny Thunders y Sylvain Sylvain como guitarristas, Arthur Kane en el bajo y Billy Murcia en la batería, en el momento de editar ese primer álbum eran ya toda una leyenda del underground neoyorquino. Provocadores natos, sexoadictos legendarios y consumidores de toda clase de drogas, fueron los auténticos pioneros del Glam Rock en Nueva York apareciendo en escena maquillados, con enormes tacones y disfrazados de travesties. Sus conciertos en el Max's Kansas City estaban en boca de todos aquellos habituales del local -allí les conoció Todd Rundgren, y se ofreció a producirles su primer disco- por su fiereza, su agresividad y su espectacularidad, hasta el punto de que Rod Stewart, cuando les vió tocar allí una noche, les invitó a hacer con él una gira por Inglaterra como teloneros de Faces. En uno de los conciertos que los New York Dolls hicieron en esa gira en Londres, dos chavales llamados Steve Jones y Paul Cook, se quedaron tan impactados al verles quese decidieron a montar un grupo de rock, el embrión más primigenio de lo que después el mundo conocería como Sex Pistols.
Al terminar los Dolls su periplo de conciertos por tierras británicas, en su fiesta de despedida en Londres el 6 de noviembre de 1972 su batería Billy Murcia fallecía tras un coma producido por una explosiva combinación de alcohol y pastillas. Le sustituiría Jerry Nolan, un antiguo amigo de la banda, que consiguío el puesto despúes de que probasen con otro batería de nombre Mark Bell, posteriormente conocido como Marky Ramone.

The New York Dolls, su gran obra de debut, es otro de los discos en cuyos surcos estan las bases musicales más genuinas del punk rock: las guitarras de Johnny Thunders y Sylvain Sylvain tenían la dureza, la potencia y la crudeza que impregnarían los riffs de Sex Pistols, y la tremenda voz de David Johansen podía competir en cuanto a brutalidad con la del Iggy Pop de Raw Power. Temas rápidos, -"Jet Boy", "Trash", "Personality Crisis" - como ráfagas de ametralladora, bebiendo de fuentes musicales muy clásicas (Stones, Rythm´n´Blues, Kinks,) pero añadiendo la fuerza y el volumen de MC5 o The Stooges, de quienes se consideraban abiertamente fans, componían un estilo personal y muy novedoso, cuya influencia en las bandas punk rock tanto británicas como norteamericanas es innegable.
"Steve (Jones) era muy fan de Johnny Thunders. Le gustaban muchísimo los New York Dolls, y cuando fue a verles en su última gira por Inglaterra en el 74, se quedó muy impresionado por la personalidad que Johnny tenía en escena, tanto que durante los ensayos, imitaba todo el rato sus movimientos y sus poses. Malcolm McLaren, que había sido su roadmanager en la última gira que hicieron por Estados Unidos, le regaló a Steve una guitarra que Sylvain Sylvain usó en esa gira, la Gibson blanca que todos habeís visto en el clip de "God Save The Queen". Me consta que es uno de los objetos más preciados para él, estoy seguro que todavía la tiene en su casa" me contó Glen Matlock, primer bajista de los Sex Pistols en 2003, cuando coincidí con el en la Fira del Disc de Reus.
Chris Stein, miembro en 1973 de The Stilettos y que en el 75 formó Blondie con la cantante Deborah Harry, declaró en las primeras entrevistas que hizo Blondie cuando se hicieron famosos lo siguiente: "Llegúe a Nueva York a primeros de 1972 y la primera banda que vi tocar en directo fue The New York Dolls. Y aquello cambió mi vida. Yo ya quería dedicarme al rock desde muchos años antes, pero cuando les vi a ellos es cuando tuve totalmente claro el tipo de grupo que quería formar. Eran acojonantes. Sucios, ruidosos, provocadores… lo tenían todo para romper. Lo confieso, yo quería ser como ellos. Y estoy convencido de que casi todos los grupos que ahora se llaman punk les deben mucho a los New York Dolls."

Malcolm McLaren, que fué su road manager en su etapa final de comienzos de los 70, antes de volver a Inglaterra y montar lo que luego fueron los Sex Pistols, decía: "había noches en las que llegué a contar hasta nueve chicas esperando su turno para entrar a sus camerinos. Era increíble, tenían un éxito sexual como yo nunca había conocido ni conocí después, salvo en el caso de Freddie Mercury con los chicos gays. Lo que pasó es que por desgracia, se metieron tanto en el rollo de las drogas, que llegó un momento en el que la recaudación íntegra de lo que sacábamos se lo llevaban unos tipos muy siniestros de aspecto latino, siempre rodeados de individuos con gafas negras y revólvers nada disimulados en la cintura, a los que Johnny Thunders me decía siempre que era mejor no llevar la contraria. Quizá por eso les dejé: me di cuenta que en el fondo, estaba trabajando para los traficantes de heroina de Florida, y antes de verme envuelto en una muerte por sobredósis o en una discusión aderezada con disparos de un calibre 44, me pareció mejor idea volver a Londres a vender ropa de látex para dominátrix, y encontar a cuatro chicos a los que les gustase armar un buen follón, pero sin ese tipo de gente de por medio."
Johnny Rotten debe en el fondo, estarle muy agradecido...

jueves, 9 de julio de 2009

TOTS AL CAMP... (Y A LA RADIO, Y AL ROCK)

De verdad que me lo he pasado muy bien escuchando esta entrevista de la cual os pongo aquí un extracto en video. Un gran profesional, y un gran amigo con quien comparto la pasión por el buen rock (en especial por los Stones), Jordi Tardá, ha tenido como invitado especial en su legendario programa de Icat Fm Tarda Tardá al presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, para hablar de rock. Si, si... de rock. Nada del rollo de que video si Eto´o se va o se queda o que si tal o cual fichaje. Laporta, con camiseta negra y vaqueros, estuvo hablando con Jordi de Lou Reed, de los Stones, de Led Zeppelin, de Deep Purple, y demostró tener muy buen gusto musical. Además del extracto en el que podeis ver y escuchar parte de la entrevista, se puede escuchar íntegra por Internet en la página web de Icat Fm, www.icatfm.cat/ y quien tenga Itunes, en el podcast de Icat Fm, cosa que os aconsejo.
Ya sabéis que tengo gran simpatía por el Barça -es mi segundo equipo, después del Atlético de Madrid- pero después de ver a alguien como Joan Laporta al menos por una vez fuera del estereotipo del dirigente encorbatado, almidonado y tipo maniquí del corte inglés que se gastan los presidentes en el negocio del fútbol, pues mira... un punto más de simpatía por mi parte hacia esa camiseta, ese gran club y ese presidente, a quien por otra parte, siempre he apreciado y valorado por haber tenido el coraje y la valentía de expulsar del Camp Nou a los delincuentes y descerebrados de los boixos nois -ojalá algún dia el Atlético de Madrid haga lo propio y destierre para siempre de nuestra afición a los fascistas, los ultras y los gamberros- y de haber expresado siempre sus opiniones e ideas políticas con sinceridad, aún cuando eso le haya costado ataques e improperios de toda índole, sobre todo de cierta prensa derechista que se disfraza de "prensa deportiva".
Escuchadlo, de verdad que está francamente bien.

martes, 7 de julio de 2009

VIDA SALVAJE EN EL ROCK´N´ROLL (1): LOS 60


Julio de 1972: Keith Richards y Bobby Keys, de los Rolling Stones, tal y como filmó Robert Frank en su película 'Cocksucker Blues', desenchufan el televisor de la habitación del hotel y entre carcajadas etílicas, lo arrojan por la terraza.
Julio de 1993: Buenos Aires, Slash, guitarra de Guns N´Roses, es fotografiado con el culo al aire saliendo por una ventana del Hotel Sheraton de la capital argentina en el marco de una fenomenal orgía de bourbon, champagne y chicas. Entre esos veinte años, toda una historia de desenfreno, diversión y exceso llevada al máximo nivel. La historia paralela del rock. La vida secreta del backstage.
Siempre ha existido en el mundo del rock en general, y particularizando más, en el entorno del Heavy Metal, la idea más fantasiosa en algunos casos, mas realista en otros, de que en ese lugar de culto destinado a unos pocos privilegiados que es el backstage de un concierto, o en los autobuses o aviones de gira de los grupos, se levanta cada noche tras apagar el equipo y empezar a desmontar el backline, toda una ciudad del pecado, el vicio y la depravación, mito que en muchas ocasiones ha engrandecido la leyenda de los nombres que hoy ocupan la cima del olimpo del rock.
Proezas sexuales extraordinarias -en especial por parte de las groupies- tsunamis de vodka, Jack Daniels, ginebra o champagne, o copiosas nevadas de cocaína han acompañado la personalidad de muchos grandes de la historia del rock, desde los años 60 a la actualidad toda vez que terminaban su actuación y su manager contaba la recaudación o recogía los cheques del promotor. Desde los Stones o Led Zeppelin a The Black Crowes o Limp Bizkit, pasando por UFO, Motley Crue o Guns N´Roses, por tan solo citar alguno de los ejemplos
Durante el tiempo que Rock Star existió como revista entre 2007 y 2008, publiqué un dossier acerca de los mitos, medias verdades, leyendas urbanas o realidades acerca de los años más salvajes del rock, que por razones obvias de espacio, tuve que comprimir muchisimo. Ahora que en el blog tengo la oportunidad de reproducirlo sin cortapisas, os lo iré publicando en plan serie, con los diferentes grupos protagonistas y las anécdotas más conocidas... o desconocidas.

El final de los 60 fue para muchos de los grandes nombres de rock una fiesta permanente; Woodstock 69 fue, en palabras de su promotor Michael Lang "la piscina de ácido más gigantesca que nadie pudiera haber imaginado nunca", y más de un episodio célebre de la vida salvaje del rock´n´roll se vivió allá. Paul Kantner, guitarrista de Jefferson Airplane recordaba: "Unas dos o tres horas antes de salir a tocar, uno de los músicos de Keef Hartley me dio a probar una cápsula de LSD que debía ser de una calidad extraordinaria, porque empecé a comer un plato de uvas con queso roquefort… ¡y el queso y las uvas empezaron a hablar! Era un ácido muy fuerte, y ví como mis dos piernas se transformaron en dos raíces de árboles que se hundían en el barro mientras el queso crecía, crecía, y se ponía de color rojo, naranja, violeta… Creo que nunca volví a probar un ácido tan fuerte como aquel. Durante el concierto, aunque ya me estaba bajando, aún me acuerdo de cómo solo podía ver a la gente como si estuvieran a través de las esferas de un reloj de arena."

Los hoteles sin duda han sido casi siempre la víctima propiciatoria de las pasadas mas célebres de las estrellas de rock. Inolvidable fue el episodio que los Who protagonizaron en el Holiday Inn Hotel de Michigan, con motivo de la fiesta de 21 cumpleaños de su batería Keith Moon. Keith, que se había tomado tres buenos puñados de anfetaminas, empezó a poner música en su habitación a volumen atronador, Roger se metió en su cama con dos chicas que había por allí y Pete pidió al servicio de habitaciones una caja de botellas de champan frío. Keith, es de suponer que en medio de un subidón anfetamínico extremo, con la música a todo volumen y derramando cervezas frías sobre la espalda de Roger Daltrey mientras estaba encima de alguna de las chicas, empezó a tirar todos los rollos de papel higiénico que encontraba por las ventanas. El manager general del hotel, airado por las protestas por el ruido y la juerga de otras habitaciones, entró muy enfadado en la habitación de Keith exigiéndole que pusiera fin inmediatamente a todo aquello y éste, mientras se reía a carcajadas, cogió una de las tartas que aún quedaban sin empezar y la estrelló en la cara del estirado manager del Hotel. «Es mi fiesta, es mi cumpleaños, no puedes entrar aquí diciendo que no puedo hacer esto o lo otro» le dijo Keith Moon mientras le tiraba la segunda tarta ante las carcajadas de Pete Townshend.
Según cuenta Chris Stamp en declaraciones que publiqúe en su día en mi biografía de los Who , "a pesar de que yo estaba bastante borracho, me di cuenta de que aquello podía ser muy serio, por cosas mucho menores en América la policía te puede meter en la cárcel, y además, habíamos mentido, con lo que si detenían a Keith y se daban cuenta por su pasaporte de que en realidad tenía 20 años... ¡Dios, el lío podía ser terrible! pero cuando vi al director del hotel saliendo de la habitación quitándose los restos de la nata de la cara, pensé: Va a llamar a la policía, y entonces me fui a buscar a Keith, pero éste... ¡había roto el cristal de un extintor y estaba echando espuma por todo el pasillo de esa planta del hotel mientras gritaba y golpeaba las puertas diciendo que salieran todos, que había habido un incendio... en ese momento sentí pánico, me fui hacia Keith y le llevé a otra habitación. Le dije: Keith, esto esta yendo demasiado lejos, por favor, tranquilízate» y entonces me dijo «OK». Pero en una fracción de segundo, pegó un salto y se colgó como si fuera un mono de la lámpara de la habitación, que se vino abajo con un considerable estrépito y provocando un corte de luz en toda la planta. ¿Se imagina alguien toda la escena, con cientos de tranquilos durmientes asustados, a oscuras, creyendo que hay un incendio, saliendo de sus habitaciones, chicas desnudas corriendo por ese pasillo y tropezándose con pobres ancianas de bata, redecilla en el pelo y zapatillas, Keith Moon saltando por los pasillos y Pete Townshend medio desnudo riéndose histéricamente por el efecto de los ácidos, y todo eso a las 2.45 de la madrugada en un sitio como Michigan? Si he sobrevivido a eso, creo que sobreviviré a cualquier otra cosa."
La fiesta terminó con Keith Moon lanzándose en plancha sobre la piscina del hotel en pijama -encima, calculó mal la distancia y se rompió un diente al darse en la cara con la escalerilla- y tres coches de policía en la puerta, con los comisarios hablando con Kit Lambert, único que se mantenía sereno y extendiendo cheques por los daños producidos al Hotel. Contra todo pronóstico, los agentes de policía aceptaron las explicaciones de Kit Lambert e incluso ayudaron a sacar a Keith Moon de la piscina y llevarle a las 3 y media de la madrugada a un dentista de urgencia. Afortunadamente, la única consecuencia fue la prohibición que recibieron todos los hoteles de la cadena Holiday Inn de alojar a los Who en sus instalaciones en todo el mundo, prohibición que se mantuvo hasta 1987.

En cualquier caso, ya entonces no todo era diversión. En 1968, durante la única gira europea que los Doors hicieron en su carrera, Jim Morrison estuvo a punto de morir a consecuencia de una de sus célebres pasadas con los estupefacientes. Nada más llegar a Amsterdam, y tras una comida con los promotores de la actuación en la capital holandesa, Jerry Hopkins y Danny Saugerman cuentan en su biografía de los Doors 'De Aquí Nadie sale vivo' que tras ese almuerzo, Jim se fue a conocer el barrio rojo de Amsterdam, y que además de beber descontroladamente durante más de cuatro horas, se fumó entera una piedra de hachís que le regaló un fan, cuando previamente se había comido otra para no tener que deshacerse de ella en el Aeropuerto. Cuando llegó al camerino para empezar a cambiarse de ropa para el concierto, cayó redondo al suelo. Recuperó el sentido, pero instantes después volvió a desmayarse y quienes intentaban reanimarle se dieron cuenta que respiraba muy débilmente y estaba extremadamente pálido. Tuvo que ser hospitalizado y sometido a una reanimación cardiaca en condiciones muy difíciles, mientras el resto del grupo, en formación de trío y con Ray Manzarek como cantante, hicieron la actuación sin saber si Jim estaba vivo o no. Hasta la muerte de Jim en 1971, fue la única oportunidad en la que los Doors actuaron sin su mítico cantante.

lunes, 6 de julio de 2009

PROGRAMA DE RADIO ROCK STAR: SEMANA 6 DE JULIO

Hola, familia.

Como cada semana, os informo de lo que podeis escuchar en los programas de Rock Star que emitimos a través de www.mariskalrock.com
En la hora dedicada a la actualidad internacional, tenemos los nuevos discos, noticias y actualidad de MASTODON, STATIC X, METALLICA, LACUNA COIL, JOE PERRY, el posible proyecto de "super-grupo" formado por JOHN PAUL JONES, JOSH HOMME y DAVE GROHL, BON JOVI, MAGNUM, EUREKA, CHRIS LANEY, DEEP PURPLE y KING´s X.

En la hora de rock estatal, una amplia crónica de lo que fue la grabación en directo del CD y DVD de ASFALTO, y una extensa entrevista con JAVIER VARGAS, hablando de su nuevo CD y DVD 'Comes alive with friends'.

Y finalmente, en la hora de clasicos en vivo, triple corona de ases de la guitarra: RAINBOW con su 'Final Vinyl', YNGWIE MALMSTEEN con 'Trial By fire' y DON DOKKEN con 'Up From The ashes'.
Como siempre, ojalá os gusten y recordad que cualquier idea, petición, sugerencia, comentario o crítica es siempre bienvenida en nuestro correo electrónico muniesa.rockstar@gmail.com

Un saludo a todos, no paseis mucho calor.

ASFALTO AL FIN EN DIRECTO: EN CD Y EN DVD

Lo dije en el momento de salir al escenario para presentar el concierto el pasado viernes 3 de julio, y lo repito ahora. Casi da vergüenza decirlo hoy, pero después de 35 años de trayectoria, ninguna compañia discográfica apostó lo suficiente por un grupo como Asfalto como para hacer con ellos lo que llegado un momento, parecía normal y habitual con cualquier grupo de rock: grabar un disco en directo. Por muchas razones que quizá ahora sería muy prolijo desentrañar ahora, la grandeza, la sensibilidad, la calidad y la solidez de un grupo como Asfalto nunca fue suficientemente apreciada ni valorada por los medios especializados, ni mucho menos por los medios generalistas, que dedicaron páginas y páginas a inventarse el mito de la "movida madrileña" marginando a muchos grupos que como Asfalto, pasaron años y años en el más puro underground del rock más combativo, reivindicativo y sincero, luchando por poder ser profesionales de la música mientras los niños de papá de la "movida" jugaban a ser punkies de pastel y sin embargo, eran las estrellitas de los programas de Onda 2 o Radio 3 diciendo que se habían enamorado de la moda juvenil o que querían ser un bote de Colón.
En la noche del pasado 3 de julio, esa deuda histórica de la música española con Asfalto quedó en parte saldada. Por fín, y aunque se echó de menos que para una ocasión así algunos músicos que formaron parte de Asfalto en otras épocas -Lele Laína, Jose Luis Jiménez, Miguel Oñate- y que por las razones que fuera, no estuvieran en este concierto, lo cierto es que el show fue extraordinariamente emotivo, brillante, vibrante, todo el público se volcó con la banda con una entrega y una pasión electrizantes, y creo que todo el grupo recogió ese calor, ese cariño y esa fuerza que todo el emocionado público les lanzó con sus ovaciones y aplausos cada vez que sonaban las canciones que Asfalto prepararon para este show.
Un concierto lleno de música hecha con y desde el corazón, con sinceridad, con ilusión, y en el que nadie salió defraudado. Evidentemente, hubo muchos temas del magnífico último álbum Utopia -por ejemplo, "Nunca Esta de Más", especialmente agradecida por el público- y muchos de la época Snif, es decir de discos como Mas Que Una Intención y Cronophobia, que la gente aplaudió a rabiar: Desde "Más que Una Intención" a "Bufalo Vil" pasando por "El Hijo de Lindbergh", "Nada, Nadie, Nunca", "Es Nuestro Momento", "Desaparecido" o por supuesto "La Paz Es Verde", además de los inevitables y aplaudidísimos "Días de Escuela", "Rocinante", "Ser Urbano" y la preciosa "Somos Lo Que el Viento no se llevó" en la que se subieron a cantar en el escenario con todos los Asfalto Oscar Sancho de Lujuria, Las Supremas de Móstoles -las antiguas Jerusalem que hacían coros con Ñu en los 80 en canciones como "Amor en el Cielo"- los buenos amigos de Casablanca, Jorge G.Banegas, Javier Mira, Kiko Hagall, Vito de Sínkope, Mar Cabello, y un montón más de gente que ahora no recuerdo exactamente, espero que me perdonen por no mencionarles aquí.
Una banda en la que se dan la mano la veteranía y la experiencia de Julio Castejón con la juventud y el entusiasmo de Carlos, Viti, Alejandro y Raúl, que siguen dando lo mejor de si mismos en cada concierto y que en esta actuación especial, estuvieron formidables. Ya solo estoy impaciente por que ese esperado disco y DVD se ponga muy pronto a la venta y que sea un éxito, que como mínimo, dé a Asfalto parte del reconocimiento, del respeto y del cariño que siempre debieron tener, y con el cual deberían haber llegado mucho más arriba.
Y con indpendencia de todo ello, a Asfalto, por todos los buenos ratos que me han hecho pasar, por sus canciones, por sus ideas y por todo lo que han dado a la música...siemplemente Gracias.
Gracias por todo lo que nos habéis dado, y gracias por este inolvidable concierto del 3 de julio de 2009.
Ojalá podamos devolveros algo de la felicidad que siempre nos dísteis.

jueves, 2 de julio de 2009

LA MARAVILLOSA VIDA DE BRIAN

2 de julio de 1969
2 de julio de 2009

Hoy hace exactamente cuarenta años que murió un músico de un talento formidable, de una personalidad fascinante y de una sensibilidad extraordinaria, un artista que simbolizó todo lo que los años 60 fueron de cambio, de ruptura, de imaginación, de renovación y de revolución y que por encima de todo ello, fue el creador de la banda de rock más grande de la historia: The Rolling Stones.
No sé si será necesario decirlo, pero su nombre era Brian Jones.

Brian nació el 28 de febrero de 1942 en Cheltenham, una localidad del centro de Inglaterra cercana a Gloucestershire, ciudad en la que el establecimiento de bases militares norteamericanas propició que sus emisoras de radio pudieran escucharse en la ciudad, y empezara a ser frecuente la presencia sobre todo durante los fines de semana de soldados americanos por la ciudad, e incluso se abrieron pronto clubs de jazz y cafés donde se servían comidas y cenas al estilo americano y las primeras jukebox ponían discos de jazz, swing, e incluso los primeros singles de Rock´n´Roll.
Brian no tardó en descubrir este nuevo tipo de música. Cuando tenía 13 años, empezó a interesarse por el jazz y a ahorrar gran parte de su asignación semanal para comprar sus primeros discos de jazz. Charlie Parker fue un descubrimiento musical que le abrió unos horizontes en aquel momento comparables a los que años más tarde le abriría descubrir a Muddy Waters.

Fue un niño inteligente y despierto -tenía un cociente intelectual de 135- y por tanto, muy pronto empezó a rebelarse contra el asfixiante ambiente conservador y religioso de la provinciana Cheltenham, y a ser abiertamente contestarario con esa moral pacata, hipócrita, retrógrada que dominaba en su ciudad. Decidido a ser músico, y más en concreto a ser músico de blues, se marchó a Londres a buscarse la vida con tan solo 19 años después de haberse recorrido toda Europa haciendo auto-stop, viviendo como músico callejero e incluso habiendo sido detenido en Amsterdam por participar en una manifestación no autorizada del CND (Campaña Pro Desarme Nuclear) y por fumar hierba en un parque de Hannover.
En Londres encontró la amistad y el apoyo de Alexis Korner, la máxima figura del blues en el Londres de 1962, quien le introdujo en almbiente de clubes como el Marquee, el Crawdaddy y el Ealing Club, donde conoció a Mick Jagger y Keith Richards. Simpatizó con ellos, pronto se hicieron amigos y Brian fue quien les convenció de que debían tocar juntos. Y él fue quién tomando el nombre de un clásico blues de Muddy Waters, bautizó a la banda con el nombre de The Rolling Stones.
Mick, Brian y Keith vivieron juntos entre 1962 y 1964 en un legendario flat de Chelsea, situado en Edith Grove 95, en los años míticos de los comienzos de los Stones. No tenían calefacción, y sólo tenían luz cuando podían pagarla, pero en ese flat, escuchando horas y horas discos de blues, ensayando versiones, tocando la guitarra, fumando toda clase de sustancias ilegales, bebiendo whisky y siempre en buena compañía femenina, los Stones se convirtieron en lo que hoy todavía son.
Para quienes sepáis inglés, existe un magnífico libro llamado Nankering With The Rolling Stones escrito por James Phelge, -de hecho, Nanker & Phelge fue el pseudónimo que usaron Mick y Keith al firmar sus primeras composiciones- el cuarto compañero de flat de aquellos años absolutamente impagable, con infinidad de anécdotas que demuestran como en aquel momento, Brian era el verdadero líder de los Rolling Stones.
El hacía de manager, él negociaba con los dueños de los clubes las condiciones en las que tocarían o no en un club, el trataba con el propietario del local donde ensayaban, escribía cartas a las revistas musicales en nombre del grupo, y sobre todo, era el músico más puramente blues de la banda. El era el que en caso de conflicto decidía que versión hacer o no hacer, y en aquellos años, fue el verdadero maestro musical de Keith en lo que a blues se refiere: Keith era un guitarrista de Rock´n´Roll, fan incondicional de Chuck Berry, pero que no conocía en profundidad el blues. Brian le introdujo en él.
Incluso, Brian fue quien logró introducirse en 1963 en un backstage de los Beatles, gastarse el dinero de todo un mes en invitarles a whisky y coca cola y lograr con ello que los de Liverpool se hicieran amigos de los Stones hasta el punto de cederles una canción para el que sería su primer single, "I Wanna Be Your Man", que fue la cara de su famoso debut "Come On" de Chuck Berry.
A partir de ahí, la historia ya es conocida... los Rolling Stones se convirtieron en estrellas mundiales del rock, "Satisfaction" les encumbró y desde 1966, cuando se adentraron en el mundo del blues y el rock progresivo con Aftermath, de grupo de éxito juvenil pasaron a ser un referente dentro de la evolución del rock, un símbolo de ruptura generacional, social y cultural y hasta una amenaza para la sociedad conservadora de la época, siendo Brian Jones protagonista de esa singular transformación.
En lo musical, además de tocar la guitarra, fue el impulsor de la introducción de instrumentos como la cítara, el xilofón, el clavicordio o el acordeón en las canciones del grupo, y aunque no participara como compositor, siempre su influencia, sus ideas y sus contribuciones hacían de la mayoría de los temas de aquella época de los 60 canciones con una inspiración especial. "Paint It Black" es sin duda el ejemplo más conocido, pero si se escuchan canciones como "Under My Thumb", "Lady Jane" o "Back Street Girl" o "She´s a Rainbow", esta última muy representativa de como Brian incorporaba su conocimiento de la música árabe e hindú, en esos temas se muestra en toda su plenitud ese caudal de creatividad e imaginación que poseía.

Por desgracia, diversas circunstancias en su contra no solo le apartaron de esa posición de liderazgo que tuvo en los Stones al comienzo de su carrera, sino que le marginaron por completo dentro del grupo hasta provocar su marcha en junio de 1969. La labor de Andrew Loog Oldham como manager dentro del grupo deliberadamente buscó potenciar el tándem Jagger -Richards como compositores, como la imágen pública del grupo y como líderes de facto de la banda, lo cual conllevaba necesariamente relegar a Brian a un papel secundario.
Su frustración ante esta situación le produjo una gran decepción con el grupo y un progresivo enfriamiento de su trabajo con la banda, hecho que llegó a su punto máximo de tensión cuando su relación personal con Keith Richards se quebró definitivamente en 1967, al romper su compañera Anita Pallenberg su relación sentimental con él para irse con Keith. Si a ello se le suma el comienzo de sus problemas con las drogas, que tuvieron un efecto devastador sobre su conflictiva personalidad y derivaron en problemas con la justicia que le llevó a ingresar en prisión dos veces, no cabe duda de que a partir de ese momento empezó la cuenta atrás para la marcha de Brian de los Stones. Y en cierto modo, para el final de su vida.

Capaz de tocar más 20 instrumentos distintos, interesado por todos los estilos de música, desde la chanson francesa all folk rock catalán pasando por los ritmos afrocubanos y brasileños, el free jazz, la música clásica de vanguardia o la música ancestral magrebí, viajó por países como Sri Lanka, India, Egipto o Marruecos, donde grabó en 1968 el mítico Brian Jones Features The Pipes Of Pan at Jajouka, un experimento musical con el que quería dar a conocer una de las músicas más antiguas del mundo, la música de los Maestros de Jajouka, álbum que no llego a ver la luz en vida de Brian y que fué editado póstumsmente en 1971 por la Rolling Stones Records.
Fue amigo de escritores como William Burroughs o Paul Bowles, a quien visitó con frecuencia en sus visitas a Tánger, de artistas como Christopher Gibbs y en la música, intimó con Bob Dylan, quien le ofreció unirse a su banda en 1969, con John Lennon y George Harrison de los Beatles, con Jimi Hendrix, quien le invitó a presentar en el escenario del Festival Monterey Pop de junio de 1967 a la Jimi Hendrix Experience y con Steve Marriott, guitarrista de Small Faces y Humble Pie, con quien también estuvo estudiando la posibilidad de formar un grupo tras su salida de los Rolling Stones.
Inquieto, creativo, emprendedor... Brian Jones fue un talento tristemente desaprovechado, un músico de unas facultades privilegiadas que se vió atrapado en una telaraña de intereses bastardos ajenos totalmente al arte y a la música y al que la fatalidad impidió poder desarrollar todo el potencial artístico que tenía dentro.
Quienes le conocieron, también conocieron su lado oscuro: Su carácter era inestable y tendente en extremo a la melancolía, con episodios de una irascibilidad incontenible que en ocasiones derivaban en estallidos de violencia. La experiencia de pasar por la cárcel le afectó muchísimo en sus problemas de inseguridad, y hacia el final de 1968 el alcohol y las drogas le estaban destrozando física y psíquicamente, como se puede ver en ese Brian lejano, abotargado, ausente que aparecía en el show del Rock´n´Roll Circus y que fué su última aparición pública con los Rolling Stones.

El 9 de junio de 1969 la oficina de los Stones en Londres emitió un comunicado en el que se anunciaba de manera oficial que Brian Jones había dejado de ser miembro del grupo y era sustituido por Mick Taylor. Menos de un mes más tarde, aquella trágica noche del 2 de julio de 1969, tras una cena y unas copas con algunos amigos, su novia y el constructor Frank Throrogood en su casa, se dió un chapuzón en la piscina de su nueva casa de Cotchford Farm. En el agua, según se dijo en la versión oficial, le sobrevino un ataque de asma e incapaz de salir a la superficie, se ahogó. Cuando le sacaron del agua, antes de que llegara la ambulancia y la policía, parece que aún inconsciente, respiraba con dificultad, pero apenas un minuto después... dejó de respirar. Según el parte médico, falleció por parada cardiaca irreversible a las 23.56 de la noche del 2 de julio de 1969.
Su muerte estuvo rodeada de toda clase de especulaciones morbosas y de rumores en los que se habló hasta de un posible asesinato a manos de narcotraficantes... para la policía, fué válida la tesis de una muerte accidental por ahogamiento, y sólo algunos periodistas años después insistieron en especular con las razones que habrían podido provocar su asesinato.

Todos los que me conocéis lo sabéis, los Rolling Stones son para mi mucho más que mi grupo favorito dentro del rock. Es una pasión, una enfermedad, un cúmulo de vivencias, experiencias, sensaciones, recuerdos, mujeres, miradas, noches y palabras que han dado forma a todo lo que es mi vida, sobre todo en lo relacionado con mi trabajo en la música. Precisamente por ello, siempre me estremece la mirada triste, el tono apagado y el sentimiento subyacente de culpa que noto siempre que veo o escucho entrevistas con Mick y Keith en las que se les pregunta por Brian. Ellos saben que no jugaron limpio con él, y pienso que es algo que siempre les ha pesado.

Hoy, como otras muchas noches, volveré a servirme un Jack Daniels, liaré algo de hierba y volveré a escuchar discos de los Stones. Pero hoy lo haré recordando especialmente a Brian. A ese espíritu libre, limpio, joven, que dio lo mejor de si mismo para darnos a conocer una musica maravillosa, para crear la banda de rock que cambió las vidas de millones de personas en todo el mundo y que hoy tristemente, hace 40 años que nos dejó para siempre.

Siento un nudo en la garganta cuando mientras escribo estas líneas, vuelvo a escuchar tu guitarra, tu sitar o tu piano en Aftermath o Their Satanic Majestic Requiest. Pero celebro, y celebraré siempre tu vida y tu música.

Nunca te olvidaremos, Brian.