domingo, 7 de junio de 2009

AC/DC EN EL VICENTE CALDERON DE MADRID: ¡AVASALLADOR!

Los grandes del rock, los verdaderamente grandes de la historia de este invento, desde los Stones a The Answer, pasando por Led Zeppelin, Aerosmith, o quienes nos ocupan en este momento, tienen una seña de identidad común: el directo, el escenario, es su elemento natural, y es en donde lo dan todo, demuestran su genialidad y es en donde su leyenda crece y crece hasta niveles espectaculares.
AC/DC en este concierto del Vicente Calderón - ¿dónde sinó? en el estadio del equipo obrero y rockero por definición, en el de mi Atleti- han vuelto a demostrar que son y serán por mucho años los grandiosos monstruos del rock que llevan siendo desde que en el 79 asombraron al mundo en el estadio de Wembley robándoles el show a los Who, el grupo que era en esa ocasión los cabezas de cartel.
Anoche AC/DC respondieron sobradamente a todas las expectativas. No pude ver el concierto de hace un par de meses en el Palacio de Deportes, pero todos los presentes me aseguraban que había sido todavía mejor éste que aquel, aunque no hubiera diferencia alguna en el repertorio.
La escena era impresionante desde donde me encontraba: Todo el estadio lleno, todo el mundo tenso, vibrante, expectante, consciente de vivir uno de esos momentos históricos, de los que marcan un antes y un después como marcó en su día aquellos conciertos de 1996 en los que se grabó el 'No Bull'. Y más impresionante fue el estallido de adrenalina concentrada que salió de las 55.000 gargantas allí reunidas cuando a las 10 de la noche AC/DC abrieron el concierto con "Rock´n´Roll Train". ¡Bestial!

Este parece ser un rasgo diferencial de esta gira de presentación de 'Black Ice' con respecto a tours anteriores, en los cuales a excepción de dos o como mucho tres canciones, AC/DC se concentraban en la tradicional batería de clásicos. Esta noche, a toda potencia, llenos de fuerza y arrasando con todo a cada nueva canción, "Black Ice" y "Big Jack", junto a una muy endurecida y acelerada "War Machine", que me gustó mucho más que en la versión de estudio, formaron parte de ese sensacional set-list en el que volvieron a estar presentes joyas de dinamita como "Hell´s Bells", "You Shook Me All Night Long", el inevitable "The Jack" con los gallumbos de Angus como punto culminante de su bluesero striptease, y en la recta final, en la que si era todavía posible, echaron tonelada y media más de carne en el asador infernal del Vicente Calderón, un "Whole Lotta Rosie" que volvió locos a todo el estadio, un "Let There Be Rock" aplastante, y en mi opinión, y creedme que unas horas después de terminado el concierto, no habla la pasión del momento sino la memoria, el mejor "Highway To Hell" que les escuchado en directo nunca desde la primera vez que les ví en el Pabellón del Real Madrid en enero de 1981. Dicen que llovía mientras la tocaron ¿alguien se dio cuenta?

AC/DC volvieron a ser grandes, a hacer de Madrid una ciudad grande para el rock, y a escribir una página de gloria en su leyenda.
Las complicadas e intrincadas maniobras que tuve que hacer para conseguir mi entrada el mismo día de la actuación más la muerte de la batería de mi móvil me impidió disfrutar del concierto con dos queridos "hermanos" con los que ya viví el histórico concierto del 96 en Las Ventas: Mi tronco David Alcántara y mi primo Juan Caveda, que, afortunados ellos, están ya en Barcelona esperando el próximo concierto mientras yo escribo estas líneas saboreando un Jack Daniels y escuchando a toda potencia por enésima vez 'Black Ice" de la primera canción a la última. La noche anterior, mientras tomábamos unas copas en "El Refugio", con motivo de la celebración de mis 42 castañas, recordábamos aquella histórica noche de julio del 96 y la killer-juerga que nos corrimos los tres después del concierto quemando Vallekas y jugando la partida de futbolín más salvaje, gamberra y desparramada que se recuerda en la historia del Jimmy Jazz, legendario garito rockero del valle del Kas. De buena gana hubiera repetido la juerga, pero no pudo ser esta vez.
Recuerdo una y otra vez cada canción, y cada recuerdo es más vibrante, intenso, fabuloso...
...grandes, siempre inmensamente grandes, AC/DC.

I Salute You!!!

4 comentarios:

Emilio Pino dijo...

hola mariano ,muy buena la cronica , espero ver algun dia a los ac/ dc aqui en venezuela . por lo que escribistes es una gran experiencia ( claro es una de las mejores bandas del mundo )mira como puedo conseguir uno de tus libros ?.

Metalmaniac dijo...

Hola! Me ha ilusionado encontrarte por internet Mariano. Hacia mucho tiempo que no sabia nada de ti, tengo que decir que te recuerdo porque me meti en este mundillo escuchandote en los 40 principales, han llovido unos años. Recuerdo que yo tenia unos 13, 14 años y gracias a tu programa conoci y me enganche a Saratoga y Warcry entre otros. Por eso me alegra mucho que sigas con el programa, espero que consigas atraer a muchos chavales como hiciste conmigo jeje. Un abrazo y larga vida al metal!

Anónimo dijo...

Le he puesto un audio de tu nueva andadura en mariskalrock a ana, mi novia, y, despues de poner las oreja un momento se ha sonreido y me ha dicho "¿este tio no tenia un programa en los 40 hace un monton?". Dice que mucha parte de su vena jeviorra le viene del rock star de los 40. Se acuerda de un dia que explicaste el rollo satánico de algunos grupos nórdicos con mucha elegancia y buen uso de la didáctica. También le encantó un especial de Queen que hiciste, además de ser en tu programa la primera vez que escuchó a los Gammaray. Yo no te conocia de tu version radiofonica sino de la escritora de decenas de criticas, cronicas y entrevistas de distintas revistas y de tu libro de los who. Ademas siempre fuiste uno de los pocos que hablaste y entendiste bien las andanzas de mustaine y megadeth. Me congratulo de haber dado con estos audios. Las posibilidades de internet actualmente son muy jugosas. A ver si se siguen colgando los audios de tus programas.

Un saludo. Diego.

Mariano Muniesa dijo...

¡Gracias a todos!