martes, 29 de junio de 2010

GRASPOP 2010: UN FESTIVAL FANTASTICO


Hace solo 24 horas que he regresado de Dessel, la localidad belga donde se celebra el Graspop... y joder ¡ya estoy deseando volver!
Igual que hace unos días en Suecia, la experiencia de vivir un festival es magnífica. Dormir en una tienda de campaña es incómodo, hay que esperar muchísimo tiempo para poderse duchar, comprar en el carrefour del camping, el calor y el sol te abrasa, y si llueve es peor todavia, pero... aún con todo y con eso, vivir el rock de verdad, desde dentro, junto a 115.000 compañeros de Bélgica, Francia, Alemania, Holanda, Inglaterra, mucha gente de España también, es siempre algo que te reconcilia con el verdadero espíritu del rock, que te hace volver a vivir esa pasión, ese sentimiento sin el que no podemos vivir, que es la música, el rock, el heavy metal.
Tres jornadas que os contaré con detalle tanto en mis próximos programas de ROCK STAR en www.mariskalrock.com como en los reportajes que publicaré en Kerrang! y Heavy Rock, pero que que aquí, en nuestro espacio de convivencia e intercambio, quiero contaros aunque sea de manera breve, pero con la misma intensidad y el mismo sentimiento que si estuviera ahora mismo frente al micrófono de los 40.
Graspop es un ejemplo de organización y coordinación, excelente trato a la prensa, exquisita corrección con el público, y siempre formidables grupos en el cartel. Este año, Aerosmith hicieron un show si cabe mejor que el ya de por sí magnífico concierto de Sweden Rock, incluyendo esta vez el "Mama Kin" (¡uuuuuuaaaauuuhh!) y esos clásicos imprescindibles como "Dream On", "Walk This Way" y "Toys In The Attic".
Como siempre, Kiss ha hecho un concierto espectacular, hecho a la medida de sus fans, con versiones en vivo bestiales de "Deuce", "Shout It Out Loud" y el gran fin de fiesta con "Rock´n´Roll All Nite", y los Soulfly de Max Cavalera, tremendos, fortísimos, brutales..."Back To The Primitive... Fuck Off Your Politics".
Emocionante el "Paradise City" de Slash - infinitamente más genuino, rockero y emotivo que el de Axl Rose y sus múisicos alquilados en Suecia- y su banda, buenísimo el conciertazo de Motorhead, como no podía ser de otra forma fabulosos Airbourne, quienes están llamados a ser muy, muy grandes en el rock business, increíbles los Killswitch Engage, que rompieron con todo y protagonizaron un momento especialmente vibrante con su tributo a Ronnie James Dio con su versión de "Holy Diver", y por lo demás... As I Lay Dying, Dark Funeral, UDO, Doro, Saxon... la créme de la créme del Heavy Metal en todos sus estilos y escuelas.
En fin, un año más de disfrutar de un gran evento, de un festival con mayúsculas, de compartir experiencias con nuevos amigos y colegas de toda Europa, y de trabajar duro, si, pero también de pasarlo muy bien y de vivir el periodismo musical en toda su intensidad. Como os digo, pronto tendréis la crónica en Kerrang! y Heavy Rock y en mis programas de radio.
Y dentro de muy poco... ¡Al Bang Your Head!