domingo, 28 de marzo de 2010

RATZINGER, PEDOFILIA, HIPOCRITAS Y CUCARACHAS

Se acerca la "semana santa"... dentro de pocos días, tendremos que soportar aquellos que no somos creyentes- ¿donde esta nuestro derecho a que no se nos imponga públicamente una superchería que no es más que una muestra de folklore que nada tiene que ver con un concepto religioso y espiritual auténtico, el cual yo respeto?- el asqueante espectáculo de esa especie de masoquismo colectivo que va desde las flagelaciones públicas a latigazos a las corridas de toros -repugnante crimen que ha sido elevado a la categoría de "bien de patrimonio cultural" por esa estúpida desgraciada que dirige la C.A.M- y todo ello por que todavía tenemos que soportar por la cobardía de los sucesivos gobiernos que hemos tenido desde que murio el perro en el 75, el no tener un estado verdaderamente LAICO.

Y lo más sangrante de este caso es que encima, esta gachupinada viene organizada y avalada por una empresa con sede en Roma que lleva siglos intentando contaminar la ciencia, la cultura, el progreso, la libertad, de oscurantismo, de supersticiones, de mentiras y de un revestimiento ideológico que esta abiertamente aliado con el ultraconservadurismo más retrógrado y reaccionario, y ahora, de la más odiosa de las hipocresías y amoralidades: su actitud cobarde, encubridora y por ello, COMPLICE con un delito -que también es un "pecado" según su religión, les recuerdo-, con un escándalo tan insoportable como el de la pederastia que lleva décadas ocultando la cúpula de poder de la iglesia católica. -no los cristianos de base, no los realmente coherentes con sus creencias, siempre lo dejo claro-

El "padrino Ratzinger" de la secta vaticanista, antiguo miembro de las juventudes hitlerianas -de casta le viene al galgo- que ha guardado un cómplice y cobarde silencio ante las evidencias que se le presentaban porque entre otras cosas, salpicaban a su propia familia, y miró hacia otro lado cuando sus economistas pretendieron comprar el silencio de las víctimas de la pederastia, ahora que nota como está a punto de ahogarle la mierda que ya casi le llega al cuello, pretende dar la vuelta al discurso:Ahora la "Iglesia" es la víctima de una supuesta camapaña de las víctimas de la pederastia.
¿Se puede ser más repugnante? ¿se puede ser más amoral, más mentiroso, menos cristiano?

Podreis preguntaros porque me indigna de esta manera la actitud de los jerarcas de ls secta. Cuando alguien como quien suscribe estas líneas, ha pasado gran parte de su infancia en un "colegio" católico donde ha visto como un cura profesor de religión le pegaba a un compañero con un cristo de madera en la cabeza hasta hacerle sangre por no saberse el catecismo, o cuando un profesor de gimnasia abofeteaba a otro compañero por no santiguarse ante de empezar la clase o ha visto salir corriendo escandalizada a una compañera de COU de un confesionario al notar como el cura se estaba masturbando con la confesión de sus "pecados", cuando uno ha vivido de cerca las mentiras, las falsedades, las hipocresías de esta clase de gentuza, untadas con millones y millones de los Ministerios de Educación franquistas, se le revuelven las tripas al escuchar a esos obispos, a esos curas, a esos voceros de la mentira y de la ignorancia intentando justificar las canalladas de quienes amparados en el hábito católico han cometido con la peor de las impunidades , como fue durante años la confianza de las familias a quienes otorgaban la educación (?) de sus hijos, aberraciones como las de matarles espiritualmente abusando sexualmente de ellos contraviniendo su supuesta moral y valiéndose de su supuesta autoridad.
Una vez más, me uno a cualquier iniciativa cuyo objetivo sea crear de una vez y para siempre un ESTADO PLENAMENTE LAICO, en el que la iglesia se autofinancie SIN NINGUNA CLASE DE AYUDA ESTATAL, sin privilegios fiscales -en este país la Iglesia no paga el impuesto de bienes inmuebles que tiene que pagar cualquier otro ciudadano por su casa- y que si se demuestra que Ratzinger ha sido encubridor de delitos como la violación el abuso de menores, se le siente en el banquillo y se le juzgue como a cualquier otro ciudadano. Y si es menester, que vaya a la cárcel. Ni más, ni menos.

3 comentarios:

Coronel dijo...

Chapeau chaval, los has peinado bien peinados. Qué lástima que esta lacra igual que los ultras islamistas o judios (los que lo son) no se acabará nunca.

Kdeth dijo...

Bien repartido Mariano. El problema es que mientras exista ese nivel de fanatismo en la retrógada sociedad religiosa que nos rodea seguirán habiendo estos abusos, protegidos además por gobiernos y al amparo del ciudadano que crece en ignorancia religiosa.

Nada más podemos hacer que denunciarlo a nuestra manera e intentar dar a nuestros hijos una educación en un ámbito laico, dándoles la opción de tener libertad a nivel religioso para que no se repitan los mismos errores.

Xosé Baena dijo...

¡Qué pensaría de todo esto Juan XXIII, el único Papa que se tomó en serio la idea de cambiar una institución tan lejos de Dios y tan cerca de la cartera y los "mass media"!