domingo, 30 de enero de 2011

LAS MEMORIAS DE MI COLEGA, MI AMIGO, MI PADRE... KEITH RICHARDS

Aahh, Keith. Nuestro Keith. Mi Keith

Tu Keith.

El puto demonio/dios de los Stones.

A pesar de que son casi 650 páginas, entre metros madrileños diarios dos veces al día de Tetuán a Prosperidad, de trenes de Madrid a Barcelona y Barcelona a Madrid, de Barcelona a Vila-Franca, de Barcelona-Sants a Girona y de Girona a Barcelona-Sants, en estos días de enero me he podido empapar ese maravilloso tocho de autoregalo de navidad que me hice y que son las memorias -muy discutiblemente traducidas, se nota que quien las ha traducido no es fan de los Stones, y suelta alguna bobada propia de traductor/ robot de a tanto el folio- de ese rockero grandioso, capullo, cabronazo, gitano, junkie, hijo del blues y del rock, y por encima de todo, adorable y entrañable para quienes somos stonianos.
Para los que somos Stones de corazón, para los que somos Stones de partirnos la cara para estar en la primera fila de un concierto, de los que estamos desde las seis de la mañana o antes en la puerta de entrada de cualquier recinto donde vayan a tocar, de quienes sentimos a los Rolling Stones como esa energía, esa fuerza, ese combustible vital de nuestras vísceras, este libro es una verdadera maravilla, y de entrada, recomiendo muy sinceramente su lectura.

Vida, esta autobiografía de Keith Richards es un relato pienso que esencialmente sincero, honesto y limpio de su vida, que busca creo que de manera muy importante, por un lado separar claramente a Keith Richards como persona, como ser humano, como padre de familia y músico, del personaje Keith Richards alma salvaje de los Stones, del cual en ningún momento niega ni reniega de su existencia, sino que pretende situar en su dimensión real, fuera de las leyendas urbanas, rumores falsos y exagerados y barbaridades propias de la prensa amarilla que creó leyendas absolutamente falsas sobre él.

En este libro, en la parte más positiva y que a mi personalmente más me ha gustado, la parte en la que Keith habla más de los Stones y de como trabajaban en los 70: Impagable el capítulo dedicado a la grabación de 'Exile On Main Street' en Francia en el verano del 71, y de como fué la gira USA del 72, con ese inefable Bobby Keys mucho más gamberro que cualquiera de ellos - buenísima la historia de la detención en un aeropuerto de Australia en el 73, y como el propietario de la multinacional de los zumos Dole les salvó el culo a Bobby y a Keith- y la gira europea del 73, con Bobby inconsciente con un pedo de caballo bestial en una bañera llena de Champagne en un hotel de Bruselas.
Sensacional leer como Keith te cuenta como en la grabación del 'Mixed Emotions' en Barbados en el 89, apareció por allí un amigo de Mick Jagger gilipollas que se puso a dar opiniones sobre como Keith debería acabar un solo de guitarra, y como Keith cortó su estúpida perorata lanzándole una navaja que se clavó en la pared a escasos centímetros de su garganta. Y para mi, lo mejor de todo el libro, es como a pesar de que Keith no se corta a la hora de criticar a "Brenda" -lease Mick Jagger- y a pesar de algunas críticas poco fundamentadas y muy poco rigurosas sobre este libro, Keith no deja de decir que a pesar de todo, Mick Jagger es su amigo, su colega y su hermano, es su alma gemela en los Rolling Stones, y se nota que le quiere y le aprecia, precisamente por como le dolieron algunas actitudes por parte de Mick hacia él y hacia los Stones.
Vamos a ver, seguro que a cualquiera de nosotros nos ha pasado con nuestro mejor amigo: ¿nunca habéis tenido una bronca de cojones con ese amigo o amiga del alma, que precisamente más nos duele porque es nuestro mejor amigo, el que más nos conoce...? y esa bronca a veces ¿no es verdad que es la más difícil de perdonar, porque es la que más nos ha dolido? pues eso es lo que cuenta Keith de Mick sobre su enfrentamiento en los 80.
Una frase para mi muy reveladora que Keith escribe en estas memorias y que reproduzco textualmente para que os hagáis una idea de lo que podéis leer en este excelente libro: "Yo hay muchas veces que discutiendo con Mick, sería capaz de patearle la cabeza. Cuando se pone en su papel de reinona estúpida lo único que se merece es un buen par de hostias, pero... como alguien sea capaz de meterse con Mick Jagger sin estar él presente y delante de mi, soy capaz de cortarle el cuello."
Más criticable me parece el escasisímo apartado que Keith dedica a su relación con Brian Jones, algo que yo esperaba con mucho interés, así como las mínimas líneas - eso sí, muy respetuosas y elogiosas- que dedica a uno de mis Stones de cabecera, Mick Taylor. Alguien que hizo con Keith muchos de los discos más clásicos de los setenta con el grupo pienso que merecía más atención por parte de Keith en este recorrido por su vida en relación con los Rolling Stones. Esos son para mi los dos únicos puntos más criticables del libro.
Y no me resisto a señalar un apunte que para mi es fabuloso, sobre todo porque en contra de muchas opiniones que he escuchado, en ese sentido, Keith Richards me da la razón; en cada disco de los que Keith habla, no tiene reparos en señalar sus canciones favoritas y en explicar porqué son sus favoritas. Y hay una canción -bueno, hay muchas, pero una especialmente- en la que coincide plenamente conmigo: una de las mejores baladas que ha hecho para los Stones es "How Can I Stop" del 'Bridges To Babylon'. Un temazo que termina con un solo de saxo de Wayne Shorter de los que si no te saca las lágrimas de emoción, es que ya estás muerto.
Y Keith coincide conmigo en que es la mejor balada que los Stones han grabado en muchísimos años. ¡Por supuesto, Maestro!
En resumen, un libro como se puede esperar de Keith Richards: irónico, divertido, tóxico, contradictorio, salvajemente rockero, puramente stoniano, a ratos entrañable, a ratos duro y visceral... y creo que esencialmente, sincero y honesto. A estas alturas ¿tiene algo todavía que ocultar Keith Richards?

Maestro, hermano, colega... sé perfectamente que nunca llegarás a leer este blog, pero por si acaso... he pasado los mejores momentos de mi vida escuchando tu guitarra con los Stones. Y ahora también, leyendo tu vida, y viendo como mi propia vida también tiene algun reflejo en la tuya.

Gracias, maestro y hermano.

Gracias, Keith.

10 comentarios:

Metallico dijo...

Totalmente cierto. Esta biografía es obligatoria para todo fan de los Rolling. Es como si el propio Keith estuviera a tu lado hablandóte sobre su vida!




Manolo, por cierto, hace poco me compré la biografía que escribiste de Metallica y me encantó, pero hubo algo que no me quedó claro. En la página 38 en el 3er parágrafo acotas algo que dijo Lars Ulrich sobre sus experiencias en Milán. Ahí dices que lo sacaste de un libro llamado "Metallica The Glory Days Of Heavy Metal de Steve Rucci , pero en ninguna parte encuentro muestras de que tal libro exista... ¿Existe realmente dicho libro y está descatalogado o qué pasó?

Gracias y un saludo!

Ivan dijo...

yo me lo esto terminando y estoy descubriendo cosas que antes no sabia de los rolling stones,keith richards es un gran tipo y un gran guitarrista aunque todos cometemos errores en nuestra vida

Rubén dijo...

KEITH RICHARDS ES DIOS. BUENO TAMBIÉN SON DIOS JIM MORRISON Y LEMMY KILMISTER Y BON SCOTT.

Pero lo que aquí nos incumbe es Mr. ROCK 'KEITH RICHARDS' ROLL, ese ídolo de masas que va más allá de la imagen sofisticada, artificial y engreída de Mick JAGGER (por favor no os ofendáis los que seais fan incondicionales del morritos, no lo digo por insultar ni con desprecio pues le aprecio por lo que significa para los STONES, y debo reconocer que entiendo que todo es por el espectáculo y posiblemente para ocultar sus inseguridades, quién sabe).

Los STONES a nivel creativo y como proyección mediática son un binomio. A unos les gusta JAGGER, y a muchos otros RICHARDS por esa actitud pasota, chulesca en cierta medida, salvaje, maldita, antisocial, etc. ESTE HOMBRE HA SOBREVIVIDO A UNA VIDA DE EXCESOS (DROGAS, SEXO Y SOBRE TODO ROCK 'N' ROLL) Y PROBABLEMENTE CASI NADIE APOSTÓ A QUE SOBREVIVIRÍA A LOS '70. SE HA GANADO POR DERECHO PROPIO EL TÍTULO DE TÓXICO ASIDUO, YA QUE COMO EL MISMO RECONOCE SU CUERPO ESTÁ ACOSTUMBRADO AL ALCOHOL Y CASI NO LE AFECTA A SU ESTADO RACIONAL INGERIR GRANDES CANTIDADES DE JACK DANIELS. ES UN DIOS PARA MUCHOS MILES DE PERSONAS, UN EJEMPLO DE COMO VIVIR, SIENDO TU MISMO, LIBRE, A TU AIRE, SIN VENDERTE A NADIE NI A NADA, SIN NECESIDAD DE DEMOSTRAR NADA A NADIE, PROBABLEMENTE NI A EL MISMO, ES UN SUPERVIVIENTE, UN VIVIDOR DE LA VIDA, Y PODRÍA SEGUIR DICIENDO COSAS MARAVILLOSAS SOBRE ÉL Y LO QUE HE APRENDIDO DE ÉL, PERO LLENARÍA PÁGINAS Y PÁGINAS.


MUSICALMENTE, PARA MÍ ES JUNTO CON JIMMY PAGE Y MALCOM YOUNG LOS TRES MEJORES GUITARRAS RÍTMICOS DEL ROCK.

Y DENTRO DE LOS STONES CREO QUE EL ES EL MOTOR, EL QUE MUEVE A LOS STONES EN EL PROCESO DE DARLE A UNA CANCIÓN EL SELLO Y EL AROMA STONES, AL MENOS EN LA GRAN MAYORÍA DE SU CATÁLOGO, BIEN ES CIERTO QUE B. JONES AL PRINCIPIO ERA EL QUE MANEJABA CREATIVAMENTE LOS HILOS, PERO ESO DURO POCO, Y QUE EN LAS ÚLTIMAS DOS DECADAS JAGGER APORTA MUCHO MÁS CON LA GUITARRA Y SE NOTA SU MANO EN MUCHAS CANCIONES, PERO VAYAMOS AL PERIODO DORADO STONIANO: BEGGARS BANQUET, LET IT BLEED, STICKY FINGERS, Y EXILE ON MAIN ST. ALLÍ SE TRABAJABA SEGÚN LOS HORARIOS DE KEEF, SI EL CRÍA QUE HABÍA QUE TRABAJAR 3 HORAS EN UNA TOMA, EL RESTO DEL GRUPO A CALLAR Y SEGUIR INSTRUCCIONES. Y NO QUIERO DESMERECER A JAGGER, QUE TAMBIÉN ES RESPONSABLE DE COMO SUENAN LOS STONES, PERO CREO QUE LOS STONES EN LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO HAN FUNCIONADO SIGUIENDO LOS PASOS DEL LATIDO DEL CORAZÓN DE RICHARDS, A NIVEL MUSICAL CLARO, EN CUANTO A NEGOCIOS JAGGER ES EL MAESTRO.

VIVA RICHARDS Y LA MADRE QUE LE PARIÓ.

Mariano Muniesa dijo...

Para Metallico: Hasta donde he podido saber,este libro, que me prestó una amiga neoyorquina a la cual se lo devolví hace ya año y medio fue editado en 1989 por una filial de november books edited que quebró. Parte de su fondo edfitorial fue adquirido por Broadway Books -los que han editado la autobiografía de Eric Clapton- pero el resto no se reeditó y ha quedado descatalogado. Cuando murió Steve Rucci, sus herederos parece ser que no autorizaron una reedición.

Ramiro dijo...

Me alegro mucho por Keith y le deseo suerte con su libro. Pero ya que otros hablan aquí de Metallica, en lugar de los Stones, yo también quisiera acordarme de Gary Moore, que falleció el pasado fin de semana y no parece haberle impotado a nadie. Por favor, no seamos desagradecidos con su obra y su memoria. Y si much@s "comuner@s" no le conocen aún, este sería un buen momento para conocer quién fue y lo que hizo. Gracias.

Rubén dijo...

DESCANSA EN PAZ GARY MORE. UNO DE LOS MÁS GRANDES GUITARRISTAS "LEAD" DE TODOS LOS TIEMPOS. MUCHOS HAN APRENDIDO DE TI, COMO KIRK HAMMETT, QUE SE PUSO EN CONTACTO CON LA REVISTA ROLLING STONE EN U.S.A. (LO HE VISTO POR INTERNET, NO COMPRO ESA REVISTA PORQUE NO ME GUSTA NADA SU ESTILO)PARA HABLAR DE COMO LA TÉCNICA DE GARY INFLUYÓ EN LA SUYA. DURANTE UNA ÉPOCA KIRK DESPUÉS DE LOS CONCIERTOS SE IBA AL HOTEL A ESCUCHAR SUS DISCOS O VER SUS VIDEOS.

POR LO VISTO EL BUENO DE KIRK APROVECHÓ ALGÚN LICK SUYO PARA EL SOLO DE MASTER OF PUPPETS Y EL THE UNFORGIVEN. ADEMÁS TUVO LA OPORTUNIDAD DE CONOCERLE EL AÑO PASADO EN EL ASCENSOR DE UN HOTEL EN ALEMANIA Y KIRK LE DIJO COMO LE APRECIABA.

---------R.I.P. MR. MOORE, WE NEED MOORE-----------------

pedro12 dijo...

Hola. Tengo un amigo que te quiere enviar algo por correo tradicional. ¿Como podría hacerlo?

Salud.

Metallico dijo...

¡Muchas gracias por la respuesta, Mariano (perdona, te llamé Manolo como a mi padre sin darme cuenta)! Se aprecia mucho que una personalidad de cualquier ámbito se preocupe por sus seguidores, ¡eres un fiera!


Me imaginaba que estaría descatalogado, sonaba al típico libro viejo con entrevistas sobre sus experiencias ochenteras.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Hola Mariano, me imagino que te acordarás de nosotros (aunque ya hace algunos años).
En estos días (el día del padre para ser más exactos) llegaron mi esposa e hijas a casa con un par de regalos.
Uno de ellos resultó ser un libro sobre los Rolling Stones –grupo del cual soy fanático- y titulado Los Rolling Stones en España.
Yo quedé encantado pero, al mismo tiempo, algo me extrañaba pues veía que mujer y niñas no paraban de reír y cuchichear entre ellas –está bien que se rían al ver mi cara de embeleso pero, cuando van pasando los minutos y siguen en ese plan…comienzas a desconfiar.- Aquí tiene que haber gato encerrado, estas me están vacilando - pensaba yo- y estoy quedando como un pardillo pero ¿Qué será?
No aguantaron más y me dijeron: mira en la página 166, en la parte que les dedica a su paso por Vigo.
Comencé a reir con gusto también. Ahí estábamos fotografiados mi esposa y yo en un libro sobre los RollingS, en una foto que incluía una página de periódico, en primera fila en Valaidos, con unas 40.000 personas rugiendo y empujándo a nuestras espaldas y junto a un agradable chaval de larga melena oscura que habíamos conocido mientras hacíamos la cola para entrar. Aunque la foto es pequeña, si uno se fija bien, se nos ve a todos con sonrientes caras de embobamiento total. Acabábamos de entrar en otra dimensión. La foto fué tomada durante los primeros segundos de la actuación y no hay mejor muestra de las sensaciones que aquello produjo en todos nosotros.

No acabaron ahí las agradables sorpresas. Cuando me fijo en el la foto del autor de dicho libro -pero si este tío es…es el chaval que “habíamos conocido mientras hacíamos la cola para entrar”
Chaval que, por otra parte, luego volvimos a encontrar (a las mismas groseras horas de la madrugada) en Santiago de Compostela para de nuevo presenciar juntos otro gigantesco concierto de sus majestades satánicas.
Y por si fuera poco, al leer lo escrito vemos que no tan solo nos colocas en las fotos si no que, además, tienes la deferencia de mencionarnos en el texto…bueno, mención la haces a “la guapísima chica rubia venezolana” a quien Woody no dejaba de hacerle arrumacos…y su esposo.
A parte de lo celoso que me pueda poner ja, ja (que mejor que tener celos de uno de los Stones) te agradecemos un montón el dejarnos figurar en un libro dedicado a nuestros ídolos.
Gracias a el nos enteramos de la existencia de este blog .
Pues nada tío: Nuestros mejores deseos para ti y éxito en lo que te propongas. Gianna y yo estamos de maravilla también (como dice Keith “es bueno estar aquí esta noche…es bueno estar “aún” en cualquier sitio”).
Un saludo y hasta siempre (o hasta el próximo concierto de los glimmer twins por tierras gallegas :)

David –entreolas-

David -entreolas- dijo...

Hola Mariano, me imagino que te acordarás de nosotros (aunque ya hace algunos años).
En estos días (el día del padre para ser más exactos) llegaron mi esposa e hijas a casa con un par de regalos.
Uno de ellos resultó ser un libro sobre los Rolling Stones –grupo del cual soy fanático- y titulado Los Rolling Stones en España.
Yo quedé encantado pero, al mismo tiempo, algo me extrañaba pues veía que mujer y niñas no paraban de reír y cuchichear entre ellas –está bien que se rían al ver mi cara de embeleso pero, cuando van pasando los minutos y siguen en ese plan…comienzas a desconfiar.- Aquí tiene que haber gato encerrado, estas me están vacilando - pensaba yo- y estoy quedando como un pardillo pero ¿Qué será?
No aguantaron más y me dijeron: mira en la página 166, en la parte que les dedica a su paso por Vigo.
Comencé a reir con gusto también. Ahí estábamos fotografiados mi esposa y yo en un libro sobre los RollingS, en una foto que incluía una página de periódico, en primera fila en Valaidos, con unas 40.000 personas rugiendo y empujándo a nuestras espaldas y junto a un agradable chaval de larga melena oscura que habíamos conocido mientras hacíamos la cola para entrar. Aunque la foto es pequeña, si uno se fija bien, se nos ve a todos con sonrientes caras de embobamiento total. Acabábamos de entrar en otra dimensión. La foto fué tomada durante los primeros segundos de la actuación y no hay mejor muestra de las sensaciones que aquello produjo en todos nosotros.

No acabaron ahí las agradables sorpresas. Cuando me fijo en el la foto del autor de dicho libro -pero si este tío es…es el chaval que “habíamos conocido mientras hacíamos la cola para entrar”
Chaval que, por otra parte, luego volvimos a encontrar (a las mismas groseras horas de la madrugada) en Santiago de Compostela para de nuevo presenciar juntos otro gigantesco concierto de sus majestades satánicas.
Y por si fuera poco, al leer lo escrito vemos que no tan solo nos colocas en las fotos si no que, además, tienes la deferencia de mencionarnos en el texto…bueno, mención la haces a “la guapísima chica rubia venezolana” a quien Woody no dejaba de hacerle arrumacos…y su esposo.
A parte de lo celoso que me pueda poner ja, ja (que mejor que tener celos de uno de los Stones) te agradecemos un montón el dejarnos figurar en un libro dedicado a nuestros ídolos.
Gracias a el nos enteramos de la existencia de este blog .
Pues nada tío: Nuestros mejores deseos para ti y éxito en lo que te propongas. Gianna y yo estamos de maravilla también (como dice Keith “es bueno estar aquí esta noche…es bueno estar “aún” en cualquier sitio”).
Un saludo y hasta siempre (o hasta el próximo concierto de los glimmer twins por tierras gallegas :)

David –entreolas-