jueves, 10 de julio de 2008

LOS STONES UNO A UNO: CHARLIE

Fecha de nacimiento: 2 de junio de 1941, Islington, Londres.
Nombre real: Charles Robert Watts

"La verdad es que ya no me gusta salir de gira. De hecho, lo odio, porque ello me obliga a pasar mucho tiempo fuera de casa, y lo que más me gusta es estar en casa con mi familia. Pero resulta que lo que más me gusta también es tocar la batería, y como en mi casa no puedo hacerlo, para poder tocar la batería tengo que salir de gira con los Stones, de manera que todo se convierte en un irrompible círculo vicioso que es lo que en el fondo, ha sido toda mi vida en estos últimos 25 años. " Charlie Watts, 1989

Resulta paradójico cómo alguien cuya vida y cuya forma de ser y comportarse está tan lejos de ese arquetipo de rockero salvaje que, quiérase o no, ha formado parte del espíritu Stone tantos años, sea hoy por hoy un miembro insustituible de la banda y resulte imposible imaginarse a los Rolling Stones sin el semblante sobrio, solemne y maduro de Charlie Watts.
Jugador de fútbol aficionado y diseñador gráfico en su primera juventud, fue el último miembro de la formación clásica de los Stones que entró en la banda, cuando a finales de 1962 Tony Chapman dejó el grupo. Batería de formación jazzística, de técnica y maestría indiscutibles, durante muchísimos años fue un miembro permanentemente -y voluntariamente- a la sombra. Jamás se le conocieron escándalos sexuales, problemas con drogas ni ninguna excentricidad propia del mundo del rock, a excepción de un devaneo con la heroína en los 80 narrado por Stephen Davis en su biografía de los Stones 'Los Viejos Dioses Nunca Mueren'. Mantuvo, y sigue manteniendo, su intimidad y su vida familiar totalmente fuera del negocio de la música, e incluso continúa afirmando que a él realmente lo que le gusta es el jazz, que hace muchos años que no le interesa el rock y que no comprende como los Rolling Stones han llegado a ser tan masivamente famosos.
Pero como he dicho antes, Charlie Watts es hoy por hoy alguien tan imprescindible en el grupo como lo son Mick, Keith o Ronnie. Es más, yo tengo la impresión de que Charlie es dentro del grupo el líder en la sombra. Ni Mick ni Keith ocultan que cuando están grabando, si hay una duda o una discusión sobre tal o cual asunto, se lo plantean a Charlie y él es el que decide. Charlie es quien tomó la decisión de que Darryl Jones fuera el bajista de la banda cuando se marchó Bill Wyman y su talante sereno, equilibrado y tranquilo, ha ayudado en muchas ocasiones al grupo en momentos de zozobra.
Charlie no es un Stone al estilo de Mick, Keith o Ronnie. Pero es imposible imaginar al grupo sin él. En un grupo tan británico como los Rolling Stones, ¿cómo no podía haber, al menos, un “Perfect Gentleman”?