sábado, 12 de julio de 2008

LOS STONES UNO A UNO: MICK JAGGER

Fecha de nacimiento: 26 de julio de 1943, Dartford, Inglaterra
Nombre real: Michael Philip Jagger

“Si estoy aún con los Stones y sigo haciendo conciertos, es básicamente porque aún me pone nervioso, aún me excita y me pone el corazón a 200 pulsaciones saber que ahí, al otro lado del telón, hay miles de personas ansiosas por vernos y por escuchar nuestras canciones. ¿Cómo no vas a ponerte nervioso con 25.000 personas gritando tu nombre? Te aseguro que el día que salir a un escenario, hacer un actuación en directo no me produzca esa excitación, entonces sí que lo dejaré. Pero esa será la única razón”
Mick Jagger, 1982

Además de ser uno de los miembros fundadores del grupo, es su rostro, su cerebro –especialmente en cuestiones financieras, aunque Keith siempre dice que ese estereotipo no siempre responde cien por cien a la realidad- su lengua y su sexo. El famoso logotipo de la lengua que desde 1971 caracteriza a los Stones creado por Andy Warhol, esta inequívocamente inspirado en su lasciva y carnosa boca.
En todos los grupos de rock, el cantante es sin duda gran parte de la imagen del grupo, pero en muy pocos como en los Stones su cantante es un personaje tan absolutamente clave. Mick Jagger acapara y protagoniza en el escenario la esencia del espectáculo Stones, su inimitable estilo de bailar, moverse, provocar y cantar sobre un escenario ha marcado la historia del rock y ha creado un estilo único. Un estilo que es sexo puro, incluso todavía hoy, con 65 años.
Mick Jagger es sexo puro. Se le atribuye una voracidad sexual y una potencia que ha sido objeto hasta de la edición de libros, ha tenido como novias y esposas a féminas de la belleza de Marianne Faithfull, Bianca Jagger y Jerry Hall, y sus proezas con mujeres durante las truculentas giras del grupo en los años 70, por encima las exageraciones y leyendas urbanas creadas en torno a él, son parte inseparable del espíritu transgresor y la actitud salvaje que conlleva vivir el Rock´n´Roll.
Pero al lado de ello, Mick Jagger supo tomar las riendas como líder del grupo en muchos momentos críticos de su carrera, y tuvo la inteligencia de rodearse, sobre todo a partir de 1970 de un equipo económico, de management, etc. que hizo de los Rolling Stones no sólo la mejor banda de rock del mundo, sino toda una industria del espectáculo y del entretenimiento que él sabe dirigir con una voluntad de hierro y una inteligencia extraordinaria.
Y además de todo eso… Mick Jagger es capaz de quitarse la coraza de empresario salvaje para transformarse una y otra vez en aquel cantante de rythm´n´blues que escandalizaba a los censores de la BBC cada vez que canta “Jumpin´Jack Flash”, cada vez que coge su armónica para atacar “Midnight Rambler” o llegar hasta lo más profundo del corazón de cualquiera que se emocione aún con la música cuando escuchas piezas como “Love In Vain” o “Fool To Cry”. Por cierto, ¿hace falta decir que es junto con Keith Richards, el co-autor de todas las canciones del grupo?