martes, 9 de diciembre de 2008

RECORDANDO A JOHN LENNON: IMAGINA LA REVOLUCION

El recuerdo a la figura de John Lennon es algo que nunca pasa para mi desparecibido cada vez que llega el 8 de diciembre, la fecha en la que un perturbado mental acabó con su vida. Fundamentalmente, por la admiración profunda que siempre he sentido por Lennon como músico y como militante activo de la izquierda, cuyo compromiso con la paz, su apoyo a la organización de las Panteras Negras y su denuncia de los crímenes de guerra de Estados Unidos en Vietnam le costó una inhumana peresecución por parte del Departamento de Estado americano bajo la administración Nixon, quien le convirtió en su enemigo público número 1 y el ostracismo total por parte del gobierno y la corona inglesa, que jamás le perdonó que en señal de protesta por la política de su país en el conflicto de Biafra, Lennon devolviera envuelta en papel higiénico a la reina Isabel II la medalla de caballero del imperio británico que esta le había concedido en época de los Beatles.

En solitario, John Lennon hizo en los
primeros 70 discos excelentes tanto en lo estrictamente musical como en el mensaje político del que estaban empapadas la mayoria de su letras. Especialmente inspirado fue su álbum de 1972, Some Time In New York City, en el que se posicionó a favor del no-sexismo y de la igualdad de la mujer ("Woman Is The Nigger Of The World"), criticó la represión y los crimenes del ejército británico en Irlanda del Norte ("Sunday Bloody Sunday"), exigió la libertad de la líder comunista encarcelada en los USA Angela Davis ("Angela") igual que en ese mismo año hicieron los Rolling Stones en su canción "Sweet Black Angel" y la represión policial contra los presos politicos negros en prisión ("Attica State").

Sin embargo, no hace mucho tiempo comentaba con una buena amiga en Barcelona, Laura, con la que compartí militancia en los años 80 en el PCE (marxista-leninista) que a pesar de esa postura activa y comprometida, en los 70 la izquierda comunista más combativa no consideraba a John Lennon un au
téntico revolucionario. Su imagen pública pacifista más tópica y quizá la falta de un conocimiento profundo de las letras que Lennon escribió y de las posiciones que asumió hacía que se le viese como un aliado en la lucha, como alguien de nuestro bando, pero no lo suficientemente comprometido. Sin embargo, en esa charla con Laura comentábamos como "Imagine", que es considerada como una canción pacifista muy standard, que hasta ha servido para acompañar musicalmente anuncios de compañías de seguros, si se analiza con detenimiento su letra, es probablemente la canción más radical, más revolucionaria y más subversiva de cuantas escribió nuestro hombre. Veamos.

Imagine (Imagína)
Imagina que no existe el Cielo
es fácil si lo intentas
sin el Infierno debajo nuestro
arriba nuestro, solo el cielo
Imagina a toda la gente
viviendo el hoy...
Imagina que no hay países
no es difícil de hacer
nadie por quien matar o morir
ni tampoco religión
imagina a toda la gente
viviendo la vida en paz...

Puedes decir que soy un soñador
pero no soy el único
espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo vivirá como uno solo


Imagina que no hay posesiones
quisiera saber si puedes
sin necesidad de gula o hambre
una hermandad de hombres
imagínate a toda la gente
compartiendo el mundo

Puedes decir que soy un soñador
pero no soy el único
espero que algún día te unas a nosotros

y el mundo vivirá como uno

¿Que está propugnando Lennon en esta canción? Pues en tan solo 26 versos, nada menos que imaginar un mundo sin posesiones, es decir, sin propiedad privada, sin fronteras que dividan y enfrenten a los pueblos, un mundo sin religiones alientantes, y en el que todo sea común, el mundo sea compartido. Imaginar a la humanidad como una hermandad, como la pretendían los primeros revolucionarios anarquistas y socialistas... ¿Hay algo más revolucionario que cuestionar la propiedad, la religión, el patriotismo? y todo ello en 1971.

La fuerza de una canción que encierra un mensaje mucho más profundo que el que se le atribuye habitualmente. ¿Qué opináis?

A los 28 años de su asesinato, cuando por fin el Departamento de estado norteamericano ha desclasificado toda la documentación sobre el espionaje al que John Lennon fue sometido, escucho de nuevo sus canciones, recuerdo el gran programa maratón radiofónico en el que tuve el honor de colaborar junto a Mariscal Romero en Onda Cero Musica- Onda 10 en diciembre de 1995, y me felicito por el hecho de que una de las grandes capitales revolucionarias del mundo, La Habana, junto al recuerdo a Ché Guevara y todos los héroes de la Revolución Cubana, haya dedicado también una estatua a otro héroe revolucionario, nuestro hermano, nuestro amigo, nuestro compañero John Lennon. Un músico que lucho por un mundo mejor, y que todavía muchos pensamos que quizá pagó con su vida el ser fiel a unos principios y a una filosofía de vida.
A working class hero is something to be...