lunes, 2 de marzo de 2009

PEPE RUBIANES (1947-2009)

Hace menos de un año que anunció su retirada temporal de los escenarios por enfermedad, por cáncer de pulmón. Hoy, 2 de marzo, Pepe Rubianes ha muerto en su casa de Barcelona víctima de esta enfermedad, a los 61 años.
Me ha entristecido mucho saber la noticia de su fallecimiento. Siempre le consideré un gran actor, en sus espectáculos de finales de los 80 hacía monólogos fabulosos, era un respetado y apreciado hombre de teatro, una pasión y una profesión que vivía muy intensamente desde sus cominezos en Dagoll Dagom y Els Joglars. Nunca he olvidado como me lo pasé cuando vi en 1985 su espectáculo "Ño!" y bueno... ¡qué decir de Makinavaja!
Era un un tipo ácido, sarcástico y muy irónico, y no tenía pelos en la lengua, lo cual he admirado siempre mucho de él. Por esa inclinación a decir lo que pensaba sin cortarse, aquí en Madrid la derecha organizó una caza de brujas contra la representación de su montaje "Lorca Eran Todos" que nos impidió poder verla a muchos de los que teníamos verdadero interés en ese espectáculo propia de los tiempos de las quemas de libros en la Alemania nazi y del "¡Muera la Inteligencia!" de Millán Astray. Sólo el ateneo cultural 1º de Mayo de Comisiones Obreras desafío las amenazas de los histéricos y enfebrecidos ultras del PP y cedió su local para una única representación.
Hemos perdido a una admirable figura del mundo de la cultura, a un actor polifacético y de extraordianaria calidad, y sobre todo, a un tipo que tenía algo que cada día abunda menos -y así nos va- en este país: sentido del humor.
Descansa en paz, amigo. No te olvidaremos.