jueves, 14 de octubre de 2010

JUAN CARLOS ARTECHE: HASTA SIEMPRE, CAMPEON


Hoy ha muerto uno de mis héroes de infancia.

Hoy, ya ayer, ha muerto aquel defensa de leyenda, aquel jugador entregado, duro, contundente, fuerte, pero noble como ninguno y que como muy pocos ha representado y ha reflejado lo que supone el orgullo de vestir cada domingo la camisseta roja y blanca con el escudo del Atlético de Madrid.

Arteche, aquella fortaleza humana incontenible que lideraba al Atleti contra viento y marea que formó parte de una época histórica de nuestro Atleti, era un jugador que jamás daba un balón por perdido, que se echaba al equipo encima, que es verdad que entraba fuerte, a veces muy fuerte, pero limpio. Nunca se me olvida la imagen de muchos delanteros que venían al Calderón precedidos de mucha fama, y que en cuanto le veían aparecer cerca soltaban el balón como si les quemase en los pìes. Arteche entraba con todo, jugaba al choque, pero jamás jugó sucio, ni dio una patada por detrás, ni un codazo en un corner.

¡Cuantes veces recuerdo aquel Calderón coreando ¡Arteche, Arteche...!

Arteche era junto con Don Luis Aragonés como entrenador, con Ruiz como pareja de central, con Abel, Pedraza, Marina, Abel, Quique Setién, Futre, Goico, años antes Juan José Rubio, Eugenio Leal, Capón, Luiz Pereira, Rubén Cano... puro espíritu atlético.
Formó parte de aquel Atleti que se proclamó campeón de la copa del Rey 84-85 en el Bernabeu, en un inolvidable partido emocionantísimo jugado contra el Athletic de Bilbao, aquel otro Athletic histórico que había sido dos años seguidos campeón de liga. También, vivió aquella final de la Recopa el año siguiente, que perdimos en Nantes contra el Dynamo de Kiev. Como siempre en nuestra historia, con las victorias y las derrotas, pero siempre dejándose la piel por nuestros colores, por nuestro Atleti. Ese Atleti con el que se sufre -¡y los que no sois atléticos no sabéis como!- pero que quizá por eso, se le sigue, se le apoya y se le quiere de una manera especial.

Un jugador que creó leyenda en el Atlético de Madrid, y que hoy se ha ido para siempre. El cáncer ha podido con él. Pero ahora es ya patrimonio de nuestra historia, y un ejemplo que espero todos los jugadores que lleguen al Atlético de Madrid le conozcan, aprendan de él y hagan siempre de él ese referente ya permanente en nuestro equipo.

Ya se ha hecho recuerrente el chascarrillo de: "Papá, ¿porque somos del Atleti?" Hoy pienso que muchos padres dirán a sus hijos: Por gente como JUAN CARLOS ARTECHE.

Siempre vivirá en nuestro recuerdo.
¡AUPA ATLETI!