domingo, 15 de junio de 2014

ESPERANDO A LOS ROLLING STONES: DIARIO STONE ON FIRE (4)


VIERNES 6 DE JUNIO
Día normal de trabajo en la oficina de La Heavy y en la radio. Estamos ya inmersos en número especial de verano de la revista y los teclados de los ordenadores echan humo, pero bueno, ya es viernes y una vez que termine de conducir como técnico de sonido el programa de mi amigo Oscar Lujuria, el ya mítico “Rockzinante”, acabo de montar la rueda de programación y nos vamos.
 Me acero a última hora de la tarde al centro comercial Moda Shopping de la C/General Perón para ver una exposición de fotografías de los Stones a la que han titulado –estúpidamente- “Yo Soy Rolling”. De entrada, el titulito ya muestra que quien la haya montado, no es stoniano y solo conoce muy superficialmente lo que es la esencia del grupo. El que realmente ama y conoce a la banda nunca les llama “los rolling”. Ese dato para mi es siempre clave para distinguir a un stoniano de verdad de un advenedizo que quiere tirarse el moco de ir de rockero.
 En cuanto a la expo, son todo fotografías de la agencia Getty, y por supuesto, son de una calidad contrastada y acreditada, pero ninguna de ellas es ninguna sorpresa. Son las mismas fotografías que hemos visto miles de veces y aunque siempre es agradable volver a verlas y cada una de ellas te trae un recuerdo especial, no aportan ninguna novedad. Nada que cualquier seguidor de la banda no haya visto antes.
SABADO 7 DE JUNIO     
Concierto de los Stones en el Pinkpop Festival, Landgraaf, Holanda. De nuevo, un show en el marco de un ya más que conocido festival tradicional de la cartelera europea de eventos al aire libre, en el que la banda brilla con luz propia. Los videos que se cuelgan en YouTube y las crónicas de prensa vuelven a incidir en que los Stones están en un estado de forma sensacional,  y por ejemplo, el periódico más importante de Holanda, De Telegraaf, afirma en su crónica que la banda es capaz tanto de rockear como fieras desatadas en un furioso “You Got Me Rockin’’ como de hacer temblar de emotividad a todo el recinto acariciando la siempre preciosa balada “Angie”. El diario en su crónica señala “Midnight Rambler” y “Brown Sugar” como los otros dos mejores momentos del concierto esta noche. Pero es que además, el tema elegido por los fans esa noche fue nada más y nada menos que…¡”Rocks Off”! ¡¡Wuuuuuaaaauuu!! Dios, lo que hubiera dado por estar allí esa noche. ¿Será de las que caiga en Madrid?
MARTES 10 DE JUNIO
Concierto en el Waldbühne de Berlín, Alemania. Para este show, tenemos en LA COMUNA la inmensa suerte de contar con la crónica y el testimonio vivo de todo un stoniano, mi amigo Javier Alvarado, batería de la banda tributo Roll-On Stones a quienes he visto más de una vez en directo y que ha viajado hasta la capital alemana para verlos. Este es el relato que Javier nos ha hecho para el blog, por lo cual desde aquí le mando un gran abrazo y mi felicitación por su buen hacer como cronista. Javier, si algún día cambias la batería por el periodismo, te aseguro que tienes futuro…
Esta es su crónica:
“Berlín, Lunes 9 de Junio de 2014. Tras dos días de turisteo por la capital alemana, hoy comienza el primer de los varios conciertos europeos a los que voy a asistir: Aerosmith en el O2 de Berlín. La razón principal por la que me embarque en esta locura. Memorable y magistral el concierto que dieron los chicos malos de Boston, sin palabras. Aquella misma tarde, antes de ir al recinto, doy una vuelta más por la Puerta de Brandenburgo. Me dirijo a las inmediaciones del Hotel Adlon. Sí, ese en el cual Michael Jackson casi tira a su hijo desde el balcón. Mi intención era ver si podía, con suerte, ver a algún miembro de la banda y sacarme alguna foto y demás. Tampoco invertiría mucho tiempo en ello, no quiero desaprovechar esta estupenda ciudad. Mi sorpresa fue que, en vez de encontrarme con alguno de Aerosmith, pude ver a miembros de los Stones. No, no he tenido la suerte de poder ver a uno de los grandes, cierto es, pero pude hacerme una foto con Chuck Leavell y sobre todo charlar un rato con la extremadamente agradable Lisa Fischer. Todo un encanto de mujer, me dejo enamorado, lo reconozco.
Martes 10 de Junio, con la resaca y el buen sabor de boca que me dejaron la noche anterior los Toxic Twins de Boston, llega la hora de ver en directo hacer de las suyas a los Glimmer Twins en el Waldbuhne de Berlín situado en la Ciudad Olímpica. El recinto es un inmenso teatro al aire libre en medio de un bosque. Os podéis hacer una idea, impresionante. La organización estupenda, todo iba con bastante fluidez. Los precios de la bebida y la comida sólo un pequeño porcentaje más caro que en el resto de la ciudad y lo mejor de todo, una perfecta visión del escenario desde cualquier ángulo. Las comparaciones son odiosas, aquí lo dejamos.

La hora de calentar motores ha llegado de la mano de una banda desconocida para mí, The Temperance Movement. He de decir que me sorprendieron gratamente. Sonido potente y añejo, recordando a veces a los Zeppelin.
Mientras la banda da lo mejor de sí en un sitio y un momento inmejorable, a la cabeza se me viene imaginar lo que estaría pasando en la zona de Backstage. No andaba desencaminado. Berlín ha sido durante esos días, el centro del universo de la música. El Domingo Black Sabbath con Soundgarden, el lunes Aerosmith, y hoy, los Stones... Ross Halfin retrató, como suele hacer siempre, lo que allí se cocia y los personajes que rondaban como Klaus Meine y R Schenker y los propios Aerosmith. Por cierto, Jagger hizo una mención a los Scorpions y su Wind Of Change. No entendí exactamente lo que dijo, pero al parecer fue algo bastante ambiguo... ahí lo dejo.
Llega la hora, las luces no se apagan porque aún es bastante de día. Comienza la intro, el teatro se viene abajo. Todos sabemos lo que va a pasar, todos sabemos cómo va a ser, todos hemos visto algún video en youtube de esta gira y la mayoría de los allí presentes, hemos visto a los Stones varias veces; aun así, la emoción esta a flor de piel, como el primer día. Magia pura. Unos fogonazos y “Start Me Up”, poco más que decir. No voy a repetir lo que ya se ha dicho mil veces: la extraordinaria forma física de Jagger, la contundencia de Watts, la presencia de Richards y el carisma de Wood. Todos increíbles.
 El siguiente tema elegido fue un acertadísimo “You Got Me Rocking”. El público alemán, totalmente entregado. Una verdadera pasada. Después de esto, Mick nos dice unas palabras: "Nos veremos en la final del mundial Alemania – Inglaterra, pero os vamos a ganar". Los siguientes temas fueron los habituales en esta gira “It’s Only Rock And Roll”, donde pudimos ver a la banda al completo, Bobby Keys y mi adorada Lisa incluídos, seguido de un “Tumbling Dice” ejecutado a la perfección.
Una vez más, Jagger se dirige al público: La siguiente canción se la dedico al nuevo aeropuerto de Berlín y con guitarra en mano nos deleita con “Waiting On a Friend”, la gran sorpresa de la noche sin duda.
Lo siguiente fue “Doom & Gloom”, una pieza que a mi parecer en directo pierde toda la fuerza e intensidad que tiene la versión de estudio, al parecer no soy el único que opina lo mismo. Curiosamente, el sonido fue de menor calidad durante esta canción y también metieron alguna que otra gamba.
Nos toca al público elegir cual sería el siguiente tema y a pesar de que yo elegí “Bitch”, el ganador fue el fantástico “Get Off Of My Cloud”, una verdadera gozada.
Lo que viene a continuación fue, para mi, lo mejor de la noche, “Out Of Control”, un tema que hasta ahora no había sido de mis favoritos ni mucho menos. El público supo apreciarlo y se llevaron una de las más grandes ovaciones de la noche con ese Jagger perdiendo los papeles en el estribillo a cada lado del escenario. Magnífico. Ah, y como anécdota decir que Mick empezó a tocar la armónica del lado opuesto, solo le basto una nota para darse cuenta. Después de algo así, ¿cómo superarlo? Claro, con un cencerro que da paso a “Honky Tonk Woman”. Momento de éxtasis total para los allí presentes y acompañados de las mismas imágenes animadas que nos ofrecieron en el Hyde Park.
Llega la hora de las presentaciones: Bobby, Chuck, Lisa, etc... y Charlie... un momento, ha desaparecido, o no le tocaba a él, quien sabe, la cámara le pilla escondido detrás de su Gretsch, Jagger se da por vencido y da paso a Ronnie. Bueno, Charlie ya está localizado y visible y Jagger lo obliga a salir y ponerse en primera línea... jamás he oído una ovación tan grande, ni al propio Richards, que por cierto, es el siguiente y llega su momento. Después de su saludo típico y cigarro en boca dice: "estoy encantado de estar aquí en... (parece que no se acuerda donde esta)... Berlín, bueno, estoy encantado de estar donde sea”. El público echó a reír. (nota de Mariano Muniesa: Javier, lo de “It´s nice to be here… it´s nice to be anywhere” yo se lo llevo en cada concierto oyendo decir desde el concierto de Málaga en el 98) “You Got The Silver”, Keith y Ron con acústicas y Charlie con escobillas. Los pelos de punta.
“Cant be Seen” pone punto final al momento Keith para adentrarnos a otro de los momentazos de la noche: la aparición de Mick Taylor en el escenario y un magistral y extenso, y aún así se te queda corto. “Midnight Rambler”. Una Opera Blues. Espectacular y emocionante.
 Es hora de recordar a los Stones de finales de los setenta y las influencias disco y funk de aquella época con ese “Miss You”, una canción que funciona de maravilla siempre en los directos, sólo hay que ver al público coreando. Acto seguido, llega el momento de nuestra Diva, Lisa Fischer y el “Gimme Shelter”. He presenciado este tema en directo varias veces, otros tantos en DVD y muchos otros en Youtube y en cada uno, Lisa hace lo que le sale de las narices, siempre distinto y siempre igual de espectacular. El tema es mas suyo que de los Stones... y yo tengo una foto con ella.
“Jumpin Jack Flash”, lo que todo el mundo espera, una gran respuesta del público y de la banda... Y llega el fin del mundo, fuego, imagenes apocalípticas...llega “Sympathy For The Devil”. Una puesta en escena alucinante y Jagger como no, un señor de riqueza y buen gusto. La guitarra de Richards en este tema y durante buena parte del concierto estaba, para mi gusto, excesivamente alta (vale, es parte de su encanto), pero en esta canción en particular, metió más de una gamba que sonó a rayos y centellas...aunque contando con el Apocalipsis que estábamos presenciando, se podría decir que incluso le vino al pelo. “Brown Sugar”, no podemos negar que todos estamos deseando que llegue el final para poder corear los ''yeah yeah yeah, Woo!''.. un tema divertidísimo en directo, y nos lo hemos pasado en grande, pero esto se acaba.
Sube al escenario un coro al completo para interpretar la intro de “You Can’t Always Get What You Want”, momento en el cual, aprovechando que los vigilantes del recinto se van a preparar la salida, consigo colarme hasta tres o cuatro filas del escenario pequeño y poder ver de cerca a los Stones. Y vaya momento elegí, no podía ser mejor, después de un sensacional “You Cant Always Get…” llegó el final con "Satisfaction" y Mick Taylor de vuelta con una acústica. La gente como loca, sabían que era lo último, los Stones también lo sabían, tampoco ellos querían irse, alargaron el tema todo lo que pudieron y acabó con fuegos artificiales. El mejor espectáculo del mundo para la mejor banda del mundo (y eso que no es mi favorita). Pero son ellos, los Stones. Deseando volver a verlos el día 22 en Roma y como no, en Madrid. En principio ésta iba a ser una breve crónica, lo siento, no pudo ser, me encuentro de camino a Cracovia después de ver otra vez a Aerosmith en Lodz, Polonia, el cual debo decir que a pesar de ser mi banda favorita, estuvieron por debajo del show que ofrecieron días atrás en el O2 de Berlín. Se les notó los intensos días de conciertos que vivieron en Berlín al igual que yo.”
Desde aquí, gracias a Javier por su crónica y sus fotos, así como a Bjornulf Vik, director de la página más importante del mundo de fans de los Stones, www.iorr.org, por cedernos fotografías en exclusiva del concierto de Pinkpop.
Pronto, más páginas y vivencias de este diario…