jueves, 2 de octubre de 2008

AC/DC 'BLACK ICE'

Hace ya algunos días que pude escuchar en las oficinas en Madrid de la compañía Sony/BMG el nuevo disco de estudio de AC/DC cara a escribir un comentario para la revista Rolling Stone. Unas semanas antes de que se ponga a la venta, os comento lo que me ha parecido este regreso de los australianos a la jungla discográfica después de ocho años de no editar material nuevo.
Lo primero, y aunque pueda parecer una obviedad, es que es AC/DC. AC/DC al cien por cien, con su clásico sonido de guitarras, sus rocks densos, sencillos, penetrantes y característicos, la voz aguda y chirriante de Brian Johnson... es decir, en 'Black Ice' vas a escuchar lo que el fan de AC/DC de toda la vida desea: Hard Rock clásico, estilo AC/DC total de la primera a la última canción.
Entre lo más positivo, sin lugar a dudas el tema que abre el disco, "Rock´n´Roll Train", un rock´n´roll tipiquísimo de AC/DC, que incluso tiene un aire, un sonido y unas guitarras muy de los AC/DC de los 70, de la época Bon Scott. Es quizá el tema del disco más claramente de la vieja escuela. En esa misma línea, quiero destacar entre los mejores "Anything Goes", un rock muy pegadizo, quizá más comercial, más melódico, el fortísimo "War Machine", un temazo super heavy, en el que la base de ritmo es demoledora -¡¡que inmenso bajista es Cliff Williams, y que poco apreciada su labor!!" y que seguro que te recordará al escucharlo al "Who Made Who". Otro bombazo, de los más duros, "Wheels", es otro de los temas con unas guitarras más marcadas, mas heavymetaleras, al igual que "Spoiling For A Fight", una canción con un riff muy característico de AC/DC, muy penetrante, podría ser otro magnífico single.
"Big Jack" es un tema menos trabajado quizá, es muy machacón -un tema tipo "Money Talks" o "Safe In New York City"- pero que puede funcionar bien para los conciertos, y "Stormy May Day", es junto a "Rock´n´Roll Dream" los únicos temas que se salen un poco del guión y que ofrecen otra cara de AC/DC a todas luces muy interesante. La primera es un medio tiempo con un sabor muy bluesy, en una onda Zeppelin/Whitesnake muy inspirada, mientras que la segunda no es propiamente una balada, aunque comienza lenta para ir cambiando a un medio tiempo hard rock mucho mása potente. En cuanto a su estructura de composición, sobresale por su orimginalidad con respecto al resto, y es también de las mejores de 'Black Ice'.
El nuevo disco de AC/DC es muy largo, son 15 temas, y aunque el nivel general es muy satisfactorio, tambien hay cortes que no son más que de mero relleno. "She Likes Rock´n´Roll" y "Money Made" son piezas muy simples, muy ramplonas incluso, que no aportan nada especialmente interesante y "Skies On Fire" un medio tiempo muy standard, muy repetitivo y muy flojo. Aunque bueno, no dejan de ser canciones de AC/DC, solo que que al lado de las que he mencionado en primer lugar, pierden mucho gancho.
¿Conclusión personal? 'Black Ice' es mucho mejor que 'Stiff Upper Lip' y aunque para mi gusto no supera a 'Ballbreaker', no deja de ser en ningún momento un gran disco, hecho a la medida del fan de AC/DC de siempre, al que sin duda no va a defraudar. Ahora solo falta que en directo ese alto nivel al que AC/DC nos tienen acostumbrados también se mantenga.

2 comentarios:

Chicho dijo...

Sr. Muniesa, es difícil estar más en desacuerdo con todo lo que usted expone en su columna, pero bendito sea éste punto de encuentro para compartir las diferencias.

La primera sensación que tuve al saber que publicaban 15 canciones fue de pánico. Parece que hubieran dicho: “ No tenías ganas de ac/dc?, pues toma 15 “nuevas”. Quizá sea un burdo silogismo pero cuando entras a un establecimiento de comida rápida, no vas a degustar sino a tripear. A saciarte cuantitativamente hablando con la ingesta de cualquier cosa con un coste mínimo de producción. Tienes hambre, te entra por los ojos, y te lo comes. Pensé “ a estas alturas….¿qué banda con tantos años mantiene un nivel de creatividad tal que le lleve a crear 15 “temazos” para un disco?”. Lo peor es que los malos presagios se confirman en cada corte. El primer palo, el single: la cadencia de la voz, el A – D de las guitarras ( se me hace muy duro llamarle a eso riff) la falta de intensidad, etc. Guste o no, no parece en ningún caso una composición digna de ser ni de llamarse single (¡y mucho menos tras 8 años!). That´s the way…, Thunder…, Hard as a rock, Stiff… tenían cuando menos alguna de aquellas virtudes. Honestamente, por más que la escucho me sigue pareciendo la canción nº 7 del Flick… o del Fly… Con todo y con eso lo más hiriente no son las canciones en sí, sino el regreso deliberado al sonido de su peor época. Aquella en la que se autoproducían y de la que, a juzgar por los set list de los directos desde hace tres giras, ni ellos mismos quedaron muy conformes. De hecho, de toda esa década y salvo sorpresa, sólo For those y Thunder serán de nuevo de la partida. Pero sigamos con las canciones: Sobre "Decibel": únicamente les convido a que escuchen "Waitin´for the bus" de ZZ Top y busquen las diferencias.
"Anything goes": Que una vez oida, dan ganas de hacer la traducción libre de "Ahí va eso". Mi primera sensación: Que estaba escuchando a mis amados Queen a través del programa Loquendo en "modo AC/DC". Intento de canción empalmante con Money Talks como precedente, pero que te hace agarrar el libreto en busca de alguna explicación en los inexistentes créditos. Algo parecido sucede con R´n´R Dreamin´: Un Brian al más puro estilo Robert Plant y con un Phil más perdido que una cabra en un garaje. Insisto, que no es que “mole o no”, es que NO son ellos. Un grupo que desde sus comienzos en el 74 hasta hoy – a las entrevistas de Angus y a la selección de canciones en los directos me remito- se han caracterizado por tener un estilo- en su caso MUY- definido y que, de hecho, se jactan de ello. Una banda que desde los albores de su Hª se autoencasilla en "rocanrol clásico"- aunque no tengamos ni pajarera de inglés, cuenten las veces que Angus dice “Chak berri” – perdón- en cada entrevista concedida. Les convido a escuchar “ She´s my babe” en youtube y sabrán de lo que hablo. ¿Porqué no son coherentes e incluyen canciones como la citada? ¿Porqué nos atiborran con despropósitos como “ she likes…”, “Spoilin…” “ skies… “war machines-”? Se podrá argüir que “han evolucionado”… pero también que “han involucionado”: personalmente creo que explotamos la gallina hasta que no vale más que para caldo y luego, cuando se ha secado la fuente damos palos de ciego. El resultado es el que sigue: Decepción: En primer lugar porque parto del convencimiento de que los queridos hermanos tocan muchísimo más que lo que nos han enseñado en su nuevo trabajo. Las composiciones parecen hechas en dos tardes. Tienen, me atrevo a decir, pero que muy poco curro en comparación con los discos inmediatamente anteriores. Como entiendo que ésta su labor: Mal, muy mal por Malcolm. Y Angus? ¿Alguien es capaz de tararear de memoria alguno de los sólos? o de distinguir unos de otros siquiera. ¿Cuánto hace que Angus no graba un disco con solos reconocibles? ( por favor, no identifiquemos “reconocible” con un gran número de notas realizadas por segundo). Cada vez que puntea da la sensación de estresarse a cada golpe de Phil y agota los compases haciendo bulla a dos cuerdas.


Lo mejor del disco: Sin poder juzgar las letras, creo que Brian salva bastante la cara – El inicio de Rockin´all the way, en lo que a estudio se refiere, me parecen los mejores 24 segundos de Brian en la banda. Seguro que al gran Buddy Guy le hizo agarrar la púa y calarse fuerte el sombrero…hasta que oyó lo que sigue, claro. Big Jack con ese estribillo de Angus a lo Keith Richards hace que se olvide en seguida la bofetada de la intro. Me huele un poco a Brown Sugar pero en ningún caso es una acusación.
Money Made: Ahora sí: ¡¡Gracias!!. Me hizo recordar que con estos cabrones se te movía siempre la cabeza. Llegados a este punto hay que bajar unos cuantos puntos para resaltar el riff que da nombre al disco y muy poquito más.


Si de los últimos 12 años se hubieran limitado a pulir, como realmente merece y no con esas jugadas de marketing mal disimuladas de las denominadas “remasterizaciones”, el “Let there…”, más la publicación de la segunda parte del “ If you want…” y, teniendo en cuenta que en los directos no tocan más de 4 o 5 de la últimos 20 años, publicar si se quiere un refrito que incluyera esas 4 buenas que han hecho desde entonces y no un engañabobos como el Bonfire bajo la premisa de homenajear a Bon hubieran quedao de lo más resultón. Ya se,… reescribir la historia a toro pasao…pero me han hecho disfrutar tanto joder!. A pesar de blackices, seguirán siendo mis todopoderosos. Sin ser vocero de nadie, quería compartir la pena que me ha provocado el disco con todos aquellos que, con veintimuchos o más seguimos haciendo el Angus delante del espejo. Salud

Profesor Farnsworth dijo...

Ciertamente el disco es muy mediocre y monótono, imposible escuchar del tirón. No tiene garra ni fuerza, todo lo contrario que el último de Metallica. Me dan ganas de cambiar la entrada que tengo para ver a ACDC el 2 de Abril por una de los Metallica en el Palacio de los Deportes.

Los críticos profesionales defienden el disco porque no les queda más remedio, pero nosotros aficionados sin más podemos decir la verdad alto y fuerte.
El CD es un TOSTÓN