miércoles, 29 de octubre de 2008

SERIE GRANDES DISCOS EN DIRECTO: OZZY OSBOURNE

OZZY OSBOURNE 'Tribute' (marzo 1987)
En honor a la verdad, 'Tribute' no es en modo alguno uno de los mejores discos en directo de los años 80. En realidad, su producción y su calidad de sonido dejan bastante que desear,-es muy superior en ese sentido el 'Speak Of The Devil'- aunque sin dejar de ser un aceptable directo, su valor más destacable reside, si se quiere considerar así, sobre todo en lo sentimental. 'Tribute', como la misma palabra indica, es un tributo a Randy Rhoads, el ex guitarrista de Quiet Riot que se unió a la banda de Ozzy a comienzos de los 80, y que encontró la muerte de manera tan trágica como fortuita cuando el 19 de marzo de 1982, cuando el grupo viajaba en su autobús de gira de una ciudad a otra, una avioneta con un problema mecánico en su caída colisionó con ese bus tour, provocando la muerte del guitarrista. Un músico joven, cuyo futuro en el rock era era sumamente prometedor, que empezaba a conocer, aunque fuera muy primigeniamente, lo que eran las mieles del éxito dentro de una banda que en América comenzaba a ser un hito en todos los aspectos, perdía la vida siendo ya un mito, uno de los grandes nombres de la guitarra rock en el ámbito del Heavy Metal, que tan solo había dado un porcentaje relativamente muy pequeño de todo su potencial.
La muerte de Randy le elevó casi de inmediato a la categoría de mito, de nombre sagrado en la historia del Heavy Metal, y ante las permanentes muestras de cariño, admiración y recuerdo que Ozzy recibía por parte de sus fans referidas a la figura de Randy Rhoads, a finales de 1986, al terminar la gira de 'The Ultimate Sin', promovió con Sony Music la edición de un disco en directo montado a partir de las cintas de la infinidad de conciertos grabados en las giras con Randy Rhoads -muchos de ellos de ínfima calidad, aunque posteriormente arreglados con relativa fortuna en estudio- a modo de homenaje al gran guitarrista. 'Tribute' fue en marzo de 1987, el resultado de esa iniciativa, especialmente acertada y brillante por la inclusión del fantástico solo de guitarra de Randy en el "Suicide Solution", una demostración de virtuosismo y calidad como guitarrista realmente formidables, aun cuando la calidad de sonido del disco no le hiciera suficiente justicia.
Además de la fuerza, potencia y personalidad propia con las que Randy atacó en este disco las versiones que Ozzy había montado de clásicos de Black Sabbath tales como "Iron Man", "Paranoid" o "Children Of The Grave", tanto en "Crazy Train", como en "Flying High Again" o la balada "Goodbye To Romance", aun dentro de unos standards de sonido manifiestamente mejorables -y que de seguro, en la actualidad habían sido remasterizados de suerte que su mejoramiento habría resultado evidente- no dejan de conseguir el objetivo perseguido: lograr presentar lo mejor de un giuitarrista fabuloso, sensible y fiero, rockero y clásico, que por desgracia fue elevado a la categoría de mito más por su temprana muerte que por ese potencial como gran guitarrista que, quiero insistir en ello, solo llegó a desarrollarse en parte.
A destacar como detalle emotivo y musicalmente interesante, el tema que cierra este disco, tal cual es "Dee", la única cancion de este trabajo no grabada en directo sino en estudio, que Randy dedicó a su madre Delores, y que originalmente se incluyó en el disco debut de Ozzy Osbourne de 1980, 'Blizzard of Ozz'.
Cuando se escucha con la perspectiva del tiempo, se evidencian carencias más que considerables, y se echa de menos los trabajos de ingeniería de sonido actuales capaces de dotar de un colorido, de una cristalinidad, de una calidad inmensas a unas cintas poco trabajadas, pero aún así... sigue siendo emocionante escuchar a Randy Rhoads, apreciar su talento, y soñar hasta donde habría podido llegar de no haberse cruzado de manera tan trágica esa avioneta en sus sueños. Y pienso igualmente que es de justicia reconocer a Ozzy Osbourne que hiciera ese disco en beneficio de la familia de Randy, a la cual se destinó el 50% de las ventas de ese doble álbum.