miércoles, 26 de noviembre de 2008

NO HABRA LED ZEPPELIN SIN ROBERT PLANT

Según informa el Robert Plant Newswire a día de hoy, finalmente no habrá reunión de Led Zeppelin en 2009, a pesar de todas las noticias contradictorias que ha habido en este sentido durante 2008. El cantante ha asegurado que esta totalmente inmerso en la preparación de un disco que tiene intención de empezar a grabar en el próximo mes de enero, junto a Alison Krauss y T Bone Burnett. En palabras textuales, "Si Jimmy, Jason y Jonesy quieren salir de gira, me parece estupendo, pero no serán Led Zeppelin, y estoy totalmente convencido de que no usarán ese nombre".
Muchos no salimos de nuestro asombro cuando John Paul Jones declaró a la BBC que si Robert Plant no quería unirse al grupo de nuevo, saldrían de gira sin él e incorporarían al grupo un nuevo cantante, llegándose a decir en determinados medios que Myles Kennedy, de Alter Bridge, sería el nuevo vocalista del grupo británico. Tal sinsentido destapó la caja de los truenos; Jack White, Sammy Hagar, Dave Grohl y Chris Cornell fueron señalados como posibles sustitutos para Robert Plant (!) y en el colmo de la especulación, se dió a entender que Steven Tyler de Aerosmith podría formar parte de los "nuevos" Led Zeppelin, máxime cuando el guitarra de los de Boston, Brad Whitford, declaró en una conocida emisora de radio norteamericana que Steven había estado ensayando con ellos, a pesar de que insistió en que fue solo una suerte de jam-sessión para divertirse, tocando viejos standards de blues y que no había nada serio detrás.
Finalmente, parece que todo ha vuelto a la normalidad. La agencia Q-Prime, que lleva el management personal de Jimmy Page ha hecho público un comunicado firmado por el propio Jimmy en el que afirma categóricamente que aun en el poco probable caso de que se organizara un grupo entre John Paul Jones, Jason Bonham y él con otro cantante, en ningún caso se llamaría Led Zeppelin. Textualmente, "Si Robert Plant no esta en el grupo con nosotros, no habrá Led Zeppelin."
Entiendo que era lo único razonable que cabía hacer por parte de Jimmy Page. En otros casos puede ser factible, pero cuando un grupo de rock marca una época, un estilo, una estética y una personalidad con la profundidad que Led Zeppelin lo hicieron, es impensable imaginar que bajo ese nombre pueda haber otro cantante que no sea Robert Plant, ni otro guitarrista que no sea Jimmy Page. Por supuesto, cualquier cosa que hagan por separado inevitablemente tendrá el sello zeppeliano y dejando al margen ese nombre, su capacidad, su calidad y su talento como músicos hace que sea muy deseable que Jimmy Page grabe un nuevo disco -aún recuerdo el sensacional Outrider de 1988- o salga de gira y podamos apreciar en directo su destreza y su inspiración como guitarrista.
Pero si lo hiciera pervirtiendo lo que Led Zeppelin significa, cometiendo el imperdonable error de manipular un nombre histórico como mero reclamo para una gira más o menos oportunista, creo que todos nos sentiríamos engañados. Ya comenté en un blog anterior acerca de ese nexo de unión entre Led Zeppelin, Jeff Beck y los Yardbirds, que en su día me costó entender la actitud de Robert Plant insistiendo en que Led Zeppelin no podían volver en ese momento, comienzos de los 80, poque la gente pretenderia ver lo que Led Zeppelin eran en 1970 o 1972, y que el pasado no puede volver.
Coincido al cien por cien. Deep Purple, los Deep Purple actuales, sin Jon Lord ni Richie Blackmore, son un excelente grupo de rock que hace conciertos buenísimos y en donde instrumentistas como Don Airey y Steve Morse brillan con luz propia, pero... para mi no son Deep Purple. Estoy seguro que muchos fans de la púrpura me entendéis perfectamente cuando escribo esto.
A modo de conclusión, lamento mucho que Robert Plant se niegue a volver al grupo, máxime cuando todas las crónicas del concierto del pasado diciembre de 2007 en el O2 Stadium de Londres unánimemente señalaron que habían demostrado estar en una forma excelente y que tenían aún ese aura mágica, misteriosa, única y que muchos nunca hemos vivido ni probablemente podremos llegar a vivir... pero lamentaría mucho más ver en el escenario a un sucedáneo descolorido de los Zep originales, y aplaudo la inteligencia de Jimmy Page al rechazar ese absurdo, amplificado y magnificado por cierta prensa musical especializada en vender rumores en lugar de noticias.