lunes, 9 de febrero de 2009

HOMENAJE A AZUCENA

Hace ya días que quería publicar un comentario acerca de lo que fue la intensa y emotiva experiencia del concierto homenaje a Azucena en la sala Ritmo y Compás de Madrid. De hecho, ahora que ya han pasado unos días y se puede analizar como fue el concierto con algo más de objetividad, sigo conservando la impresión de que quienes lo vivimos tuvimos la ocasión de formar parte de una jornada histórica. La esencia, el recuerdo, el espíritu de aquella artista única, de aquella cantante que desbordaba entrega y pasión en cada actuación creo que impregnó todo el ambiente y toda la atmósfera de este gran concierto de principio a fín. Así lo atestiguan la infinidad de mensajes y de correos electrónicos que se recibió en www.tntradiorock.com, que transmitió por internet todo el concierto, en los que toda la gente que nos escuchaba nos expresaba su emoción ante lo que estaban escuchando.
Comenzaron Black Shark, una excelente banda de Heavy Metal muy clásico que centró su repertorio en un set de versiones de metal muy tradicional, muy standard, que iban desde Judas Priest a Stratovarius -de hecho , su version de "Hunting High & Low" fué de lo que más me gustó de su actuación- y en el que destacó por su potencia y su pegada desde la batería Lapi, lo cual confirma claramente aquello de que el que tuvo, retuvo.
El Bar de Rick, grupo formado por los Casablanca Pachi y Nano con la valiosa aportación de la cantante Lourdes del Pino fueron quienes pusieron la nota de Hard Rock más clásico con una elegancia y un estilo impecables, mientras que Santazucena, grupo en el que se encontraban varios músicos de los que estaban trabajando con Azucena en su nuevo proyecto justo cuando le sobrevino la muerte, entre ellos Txtetxu de Viga, acapararon el protagonismo de la noche gracias al magnífico repertorio que prepararon, basado en canciones de Santa y de los discos de Azucena en solitario.
Muy a destacar la contribución de Jose Barta, histórico teclista del rock español de los 80 (Goliath, Jupiter,etc.) residente en la actualidad en Bruselas, quien vino expresamente desde allí para tomar parte en la fiesta y deleitarnos con un magnífico "Una Copa Por Un Viejo Amigo" de Ñu, que cantó con el resto de la banda, en la que también se contó con la presencia en determinadas fases por un lado de Jero Ramiro, por otro de Oscar Sancho de Lujuria para darle más colorido al evento.
"Reencarnación", "Huérfanos de la Tormenta", "Sobrevivir", "Heroe de Papel", "Superstar"... un concierto excelente en el que brilló con luz propia la cantante Gloria Romero, vocalista de los gaditanos Huma. Gloria cantó con una fuerza, una afinación, una entrega y una exquisitez que puso los pelos de punta a todos los que la escuchábamos. Como la propia Azucena, fiera y felina, tierna y sensual, acariciando la música con su voz en algunos momentos, arañando y mordiendo con la agresividad que Azucena poseía. La amplísima gama de matices, recursos y posibilidades que Gloria demostró en este concierto la convierten de hecho en la gran esperanza, la gran alternativa de futuro de las voces femeninas en el Heavy Metal español. Llegará a ser muy grande, recordad lo que os digo.
Una noche, vuelvo a insistir, histórica por todos los conceptos. Mi felicitación muy especial a todos los que la hicieron posible, en especial a Txetxu de Viga, que coordinó todos los ensayos de Santazucena y a Alfonso JB de Leyenda Records, a quien nunca agradeceré lo suficiente que quisiera contar conmigo para presentar desde el escenario este gran concierto.