jueves, 26 de noviembre de 2009

JULIETTE LEWIS & THE NEW ROMANTICS EN VIVO EN MADRID

Era la primera ocasión que tenía de ver en directo a Juliette Lewis, una de mis actrices fetiche de los 90 -lasciva, ambigua y sensual en "El Cabo del Miedo", brutal en "Asesinos Natos" y protagonista de la impagable e histórica secuencia de "Abierto Hasta el Amanecer" en la que le pregunta a Quentin Tarantino si le gustaría hacerle un cunilingus- que con su anterior banda, The Licks, me sorprendió muy positivamente como cantante de rock.
Ahora volvía estrenando nueva banda, nuevo look y hasta cierto punto, nuevo estilo musical. Su último álbum, Terra Incognita hasido producido por Omar Rodríguez-López de The Mars Volta y en él se nota un evidente cambio de orientación musical hacia un tipo de rock más duro en ocasiones, más alternativo y más vanguardista.
Pero en directo, Juliette sigue siendo puro y duro Rock´n´Roll. Su puesta en escena, muy estudiada, sobre todo en la primera parte del concierto, muy oscura y muy inquietante, envuelve en una atmósfera muy atractiva un quinteto potente, intenso, que esta noche en Madrid ha conectado con el público a la perfección y que tras ese comienzo espectacular, sobre todo en lo visual, ha seguido en una línea musical en la que Juliette se mostraba cada vez más desinhibida, más entusiasta, buscando mucho crear feedback con el público, haciéndole participar del show y sobre todo, haciendo puro rock con una fuerza y una agresividad enormes, puesto quye la banda que lleva detrás son auténticos animales del escenario.
Pero la estrella, evidentemente, es ella. La forma en la que se mueve, se contorsiona, se tira al suelo, la energía que derrocha y el sentimiento que transmite es sensacional, tanto cuando canta en un estilo mas punk que cuando se atreve con un blues, como hizo a la mitad de la actuación.
Gran concierto de una verdadera artista, del que os hablaré más en profundidad en mi crónica del próximo número de Kerrang! en enero de 2010.