domingo, 21 de septiembre de 2008

CHE, EL ARGENTINO: UNA HISTORIA VERAZ Y EMOTIVA

La película de Benicio del Toro sobre la figura del comandante Ernesto Guevara, el Ché, es en mi opinión un excelente trabajo, que creo que muestra a Ché Guevara de manera muy veraz, aproximándose con gran objetividad al personaje histórico en todas sus facetas: como combatiente, como soldado, como teórico de la revolución, como médico... siendo el Ché un personaje sobre el que existen multitud de mitos absurdos, tópicos recurrentes e inclusive infinidad de mentiras prefabricadas por los enemigos de la revolución cubana, me parece realmente extraordinario haber podido construir desde el punto de vista cinematográfico un personaje cuya evolución, humana y política se desarrolla coherentemente a lo largo de toda la trama argumental y que resulta en todos los aspectos creíble y verosímil.
En lo que es Ché, el Argentino como película, destacaría entre las cosas que más me han llamado positivamente la atención en primer lugar, las interpretaciones. Tanto la del propio Benicio del Toro encarnando al Che como la de Demian Bichir en el papel de Fidel Castro o Santiago Cabrera como Camilo Cienfuegos son realmente sensacionales, cada uno de ellos hace un trabajo de interpretación en mi opinión realmente brillante. La ambientación es igualmente muy buena y el contraste entre el colorido de la sierra maestra, de los pueblos de Cuba con los metros rodado en blanco y negro correspondientes a las escenas en las que el Ché aparece ya como ministro de industria de Cuba en su visita a Estados Unidos e interviniendo en las Naciones Unidas para mi gusto le hace ganar a la película en fuerza estética, en impacto. Y el ritmo con el que esta llevada la secuencia del último combate en Santa Clara, en donde se muestra con una veracidad formidable la descomposición de los últimos reductos del ejército de Batista, corrupto, desmoralizado y vencido, logra contagiar plenamente la emoción y el entusiasmo de aquellos jóvenes heroes que estaban cambiando la historia de los pueblos en lucha.
Ché, el Argentino, a pesar de que tiene abundantes escenas de acción y un ritmo en ocasiones trepidante, no es una película de aventuras ni un film de acción pura y dura. De hecho, es una película con profusión de diálogos que invitan a la reflexión política, y que ofrece muchas claves para comprender la complejidad de la revolución cubana. Sumamente interesante es la escena en la que el Ché habla sobre como será la reforma agraria en Cuba con Eloy Gutiérrez Menoyo, y como frente a las posiciones conciliadoras con la burguesía cubana y con el imperialismo yanqui que Menoyo sostiene, el Ché razona y argumenta sobre como la tierra de los grandes propietarios y latifundistas debe ser expropiada para ser entregada a los campesinos y agricultores como un principio irenunciable de la revolución. Igualmente acertada por lo arriesgado es la secuencia en la que el Ché aplica con firmeza y decisión la justicia revolucionaria a unos bandidos que suplantando a los guerrilleros revolucionarios roban, saquean y violan a las mujeres de los campesinos. Como detalle que me gustó mucho, y que hasta cierto punto me conmovió, al final de la película en los títulos de crédito, suena una canción preciosa, un himno de lucha lleno de sensibilidad de Silvio Rodríguez, "Fusil Contra Fusil".
En tiempos como los actuales, en los que todo parece trivializado, comercializado, en los que desde los poderes políticos, económicos y mediáticos se pretende desideologizar, despolitizar, alejar al ciudadano de su condición de tal para que sea simplemente un consumidor, se agradece que pueda verse en las pantallas una película que trata con rigor histórico la figura de uno de los personajes a mi juicio más admirables de la historia de la humanidad. Un revolucionario sacrificado, consciente, heroico, humanista, solidario, un combatiente que sin misericordia para consigo mismo, dedicó su vida a luchar por el ideal del comunismo, el ideal más noble por el que se puede luchar. Un hombre íntegro, un comunista ejemplar, sincero y auténtico, que lo dió todo, su propia vida incluso, en la lucha por la emancipación de los pueblos contra el imperialismo, en la lucha por la justicia, por la dignidad, la cultura, la educación y el progreso. Valores que hoy por hoy, son el emblema de una maravillosa revolución que sigue creciendo y avanzando frente al cruel ataque imperalista, la revolución socialista que en Cuba el Comandante Fidel Castro ha sabido dirigir en gran medida, con el permanente recuerdo y la inpsiración que el Ché Guevara dió a todos los revolucionarios del mundo con su ejemplo de lucha.
Deseo y confío en que el mensaje de inconformismo, de rebeldia y de amor -es una de las claves de la película y del pensamiento político del Ché: un revolucionario no puede ser tal si en su corazón no existe un profundo sentimiento de amor por la justicia, por el pueblo, por las personas- que esta magnífica película propone sea un revulsivo contras las mentiras que cada día el imperialismo y sus lacayos mediáticos propagan sobre la heroica Cuba socialista, ejemplo de dignidad, progreso y libertad para el mundo.
¡Patria o Muerte!
¡VENCEREMOS!

3 comentarios:

FERNANDO dijo...

Hey, Mariano!
No he visto la película, pero por lo que parece habrá que hacerlo (con lo que cuesta el cine últimamente hay que saber escoger lo que se va a ver!). Sólo un apunte: ¿has hablado con cubanos de la política de Fidel? Yo conozco a unos cuantos (y no de los Miami, sino de los que viven en Cuba) que como lean tu comentario te van a retirar el saludo (yo no me meto, que conste, porque desconozco en gran medida lo que pasa allí). A mí me parece bien tu sinceridad, así que ole tus cojones! Quizás sea buen momento para hablar incluso con bandas de heavy metal de allí y compartir opiniones ¿no? Lo dejo en el aire por si te apetece abrir un nuevo tema.
Un saludo!!

germán dijo...

¡Saludos Mariano¡

La película sobre el CHE me ha parecido magnífica.Rodada a modo de película-documental y basada en los diarios del CHE nos muestra al personage tal y como fué,una persona muy humana la cual luchó por lo que creyó que era justo hasta el final.
Un personage a reivindicar hoy en día en una sociedad con unos valores mediocres,basados en los bienes materiales y la aceptación de las idéas que nos inculcan las clases dirigentes,cuya apatía y falta de ideales es preocupante.
"EL PRESENTE ES DE LUCHA Y EL FUTURO ES NUESTRO"
ERNESTO GUEVARA

germán dijo...

¡Saludos Mariano¡

La película sobre el CHE me ha parecido magnífica.Rodada a modo de película-documental y basada en los diarios del CHE nos muestra al personage tal y como fué,una persona muy humana la cual luchó por lo que creyó que era justo hasta el final.
Un personage a reivindicar hoy en día en una sociedad con unos valores mediocres,basados en los bienes materiales y la aceptación de las idéas que nos inculcan las clases dirigentes,cuya apatía y falta de ideales es preocupante.
"EL PRESENTE ES DE LUCHA Y EL FUTURO ES NUESTRO"
ERNESTO GUEVARA